Facebook Twitter Google +1     Admin

ateo poeta

cachivaches, deseos, derivas y garabatos con los que darle un masaje a la vida, para que ésta nos recompense con creces // autodesplanifica [arroba] gmail [punto] com

Temas

Enlaces

Archivos

 

20070711050930-brossa-2.jpg

 

Hay miedos como las estaciones,

los solsticios y los equinoccios.

Siempre llegan.

La muerte cierta, la muerte a plazos,

con interés fijo o variable.

La ausencia.

Los puntos suspensivos.

El miedo a esa maldita oscuridad

de ideas, del tiempo.

Del tiempo presente, ese sofisma.

Algunos, aún no lo entiendo,

padecen el miedo a su propia libertad.

Sin darse cuenta.

Sin hacer cuentas.

Son muchos números en juego.

Hoy subí en la moto de mi hermano,

de paquete.

Con mis miedos a cuestas.

Pero era hermoso: el cielo rosado,

las primeras luces en las calles de Londres,

las curvas meciéndome.

Me dijo que el seguro había caducado.

No importa, uno más.

Aquí todavía podemos sumergir los miedos

en una pinta de cerveza.

Es un privilegio naïve.

Hasta que acuciemos a nuestros

enemigos.

Y los niños disipen el dolor

con su papiroflexia.

 

Comentarios > Ir a formulario

ateopoeta

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris