Facebook Twitter Google +1     Admin

ateo poeta

cachivaches, deseos, derivas y garabatos con los que darle un masaje a la vida, para que ésta nos recompense con creces // autodesplanifica [arroba] gmail [punto] com

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2009.

20091201014645-saudek-74-02.jpg

 

El tiempo todo lo cura.

El tiempo, todo locura.

 

 

 

01/12/2009 01:46. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20091201015818-casariego-lata3.jpg

 

Tiempo para mascullar el poema.

Tiempo para engendrar la voluntad.

 

 

 

01/12/2009 01:56. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20091204135037-raquel-marin-cabeza-puerta.jpg

 

Enigma de lo breve: al alcance.

 

 

 

04/12/2009 13:40. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20091206005549-camino.jpg

 

 

Ya no tengo prisa. La perdí por el camino,

por causa de las prisas.

 

Y me paré en seco. Y seguí a mi ritmo,

meditabundo.

 

 

 

06/12/2009 00:44. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20091206020030-noche-madrid-1.jpg

 

En la nada brillan sus filigranas.

 

 

 

06/12/2009 01:50. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

Buscando a Eric

20091208005257-looking-for-eric-article.jpg

 

Nueva parábola político-moral de Ken Loach (y su guionista siamés, Paul Laverty) en su última película: Buscando a Eric (2009). Divertida, con sus ditirambos rocambolescos, como acostumbra, y personajes entrañables, en la línea de algunas de sus otras memorables filmaciones. Pero el aspecto épico del “working-class hero” que reaviva la máxima de “la unión hace la fuerza” y la filosofía dialéctica a la búsqueda de terceras vías posibles, no deja lugar a dudas. Es una didáctica parábola más del Loach de “Pan y rosas”, de “Tierra y libertad”, de “Riff Raff” y tantas otras. Y, en esta ocasión, con una madura dosificación del humor y del drama, de lo verosímil y de lo sorprendente. Entre esto último, la aparición del futbolista Eric Cantona en las alucinaciones esquizofrénicas del protagonista son todo un dechado de lucidez y buen humor. No menos reflexivas son las cuestiones que suscitan la maternidad y la paternidad en solitario, en un segundo plano aparentemente relegado por debajo de la sempiterna cuestión: ¿qué podemos hacer autónoma, justa y eficazmente, al margen del Estado y su monopolio de la violencia, contra aquellos (un caricaturizado mafioso, en este caso) que nos aplican su violencia en lo cotidiano? Hace años leí la respuesta de Saúl Alinsky que reproduce fielmente esta película con la ayuda contemporánea de los vídeos divulgados por internet. Pero no la adelanto aquí con ánimo de que vayáis a descubrirla en vivo (si es que esto es posible decirlo acerca de ver cine, aunque sea en una sala pública). La comercialización del fútbol, la adolescencia a la deriva, la amistad de corazón y el amor sincero son otras tantas vetas que descollan en la historia, con un realismo sutil y sin caer en sermones. En fin, una estimulante maravilla para todos los sentidos.

 

 

 

08/12/2009 00:52. ateopoeta #. otras inspiraciones artísticas No hay comentarios. Comentar.

20091211183318-pizarra1.jpg

 

¿De dónde vienen

quienes escrutan la reiteración:

 

los perplejos, los hipnóticos, los nómadas?

 

 

 

11/12/2009 18:33. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20091211222151-puerta1.jpg

 

Las hojas secas. Los pétalos marchitos.

El mundo glacial.

 

Intrínsecas al devenir, las escalas temporales

y la finitud de ver.

 

 

 

11/12/2009 22:21. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20091211225004-alyssa-monks.jpg

 

Los muslos de la mujer eran largos y húmedos. El fino vello brillaba dorado al sol. Interminable profundidad sin fondo de la piel. Cuando reía, parecía su risa estremecerle el sexo y desatar bandadas por el aire de indeclinables pájaros. Brotaba allí, me dije, como otras tantas cosas de la naturaleza.

 

                                                                                                                       (Jardín botánico)

 

Bebí de ti, bebí, te succioné,

animal sumergido entre los pliegues

de tu anegada claridad.

 

                                      Bajaban

incesantes las aguas

a las gargantas trémulas de luz.

Entrañas, aves, palpitantes

burbujas de entrar

tu cuerpo en mí.

 

 

                          De ti bebí

hasta nacer el día de mi boca,

como ventosa oscura en la frontera

donde gorjea el despertar.

 

José Ángel Valente, Material Memoria

 

 

 

11/12/2009 22:47. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris