Facebook Twitter Google +1     Admin

ateo poeta

cachivaches, deseos, derivas y garabatos con los que darle un masaje a la vida, para que ésta nos recompense con creces // autodesplanifica [arroba] gmail [punto] com

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2009.

Chet Baker

20091016023212-chet-baker2.jpg

 

Hace unas semanas proyectaban en Madrid el documental “Let’s Get Lost”, dirigido por Bruce Weber en 1988, así que estrenado por aquí con más de 20 años de retraso (si es que no se trata de una reposición por pasar desapercibido por entonces). En estas semanas habré visto una decena de películas más, pero ninguna le llega ni a los talones a aquella obra. Cierto es que la adulación que uno siente por la voz dulce y romántica de Chet Baker, tanto como por sus fraseados inmensos a la trompeta, hace mella en cualquier valoración juiciosa acerca de las experiencias artísticas que se van inoculando en nuestra vida. El documental es más que un simple bio-pic del talentoso jazzman. Es, sobre todo, una hilación soberbia de verdaderas fotografías en blanco y negro, evocadoras de la tristeza y derivas del protagonista. Acaricia al espectador tanto como a la ficción. Acaricia la ficción: juega a contar las cosas como si cada personaje, cada escenario y cada anécdota compendiasen historias morales, dramas históricos, perlas narrativas cazadas al vuelo. Acaricia al espectador: no hay ningún misterio sobre el que aleccionar, sabemos desde el principio que Chet Baker se suicidó a los 58 años, sabemos que deambulaba entre hoteles y mujeres y una galopante y temprana toxicomanía, sabemos que estuvo en la cárcel y se olvidó de sus hijos, sabemos, no obstante, que aún no sabemos casi nada. Y nos vamos dando cuenta después de que todas esas cartas se han puesto descubiertas sobre la mesa.

 

No hay interrogatorios. Su madre, sus amantes, sus hijos, su esposa, sus compañeros de oficio: todos adoran al hombre que también se adora a sí mismo, o eso pretende hacernos creer delante del espejo narcisista de la cámara. Sin embargo, el director nos muestra una admiración más trascendental, la de aquellos que reconocen a un músico con una fortaleza estética extraordinaria y, a la vez, a un ser humano profundamente débil, dependiente, sensible y perdido. El “James Dean” del jazz lo llegaron a denominar. Uno de los pioneros del “cool” jazz. Nunca imaginé todo eso por debajo de esas canciones tan limpias y amorosas durante tantas noches en vigilia. En una de las canciones a las que Baker entrega toda su oscuridad interna transmutada en sentidas entonaciones, dice: “imagination is funny (…) imagination is crazy (…) imagination is silly”. Chet Baker, a fin de cuentas, no quiere hacer cuentas con nada ni con nadie. La imaginación no le importa porque sabe que todo está ya saldado. Sólo le aplaca el alma el milagro que se produce cuando le escuchan atentamente, cuando sus melodías parecen venir a él sin esfuerzo y ese es todo lo que nos puede ofrecer. Bruce Weber tan sólo viaja con él en sus últimos conciertos por antros y garitos de costa a costa. Nos reparte los retratos de su pasado y las arrugas prematuras del presente, y allá nosotros.

 

La semana pasada me encontré la biografía de Chet Baker en italiano en el hostal de un hospital psiquiátrico de Milán. Había unos veinte ejemplares a disposición de los huéspedes ocasionales. Sólo unos días después de ver la película, así que me animé a la lectura. Pero lo que más me sorprendió fue el lema que presidía el hostal y el hospital en general: “Da viccino nessuno é normale” (De cerca, nadie es normal). Una herencia de las corrientes de la anti-psiquiatría, muy probablemente. ¿Cuánto de cerca podemos llegar a conocer a alguien? ¿Cuán probable es desequilibrarnos a las primeras de cambio? Nadie es normal, todos somos extraños. Nuestras búsquedas, además, están salpicadas por los momentos sublimes de los que consideramos menos cuerdos y fiables. Convivir con las contradicciones será todo un arte, al menos si ellas aceptan convivir con nosotros en idéntica proporción.

 

http://www.fileden.com/getfile.php?file_path=http://www.fileden.com/files/2009/10/15/2603989/12%20LET%27S%20GET%20LOST.mp3

 

16/10/2009 02:23. ateopoeta #. otras inspiraciones artísticas No hay comentarios. Comentar.

20091026181714-2449-basquiat-self-portrait-2.jpg

 

 

Sólo un loco dice: yo no estoy loco. Sólo

los mentirosos, los que se sienten seguros en sus verdades

improbables y en una vida corrediza como los seísmos.

 

Sólo una legión de dóciles afirmaría: todo se puede traducir,

transitar, transcender. Sólo los que callan y aplican

bálsamos a los susurros y a las palabras por pronunciarse.

Escuálidas, como el comercio

y la comunicación.

 

Sólo quienes tienen amputados los dedos de la melodía silbada

sobre una copa de agua. Sólo quienes ahuyentan la quietud

y nunca se han preguntado: ¿qué queda de lo común?

Esa ceremonia por deslindar las barricadas

de la artillería.

 

Sólo los solos en sus enjambres viven y mueren, malviven

mientras se malmueren, ahítos de certezas y de un mundo

siempre acabado, repleto, listo

para ser olvidado.

 

 

 

26/10/2009 18:06. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

El secreto de sus ojos

20091027010339-secreto.jpg

 

 

La última película del argentino Juan José Campanella, El secreto de sus ojos (2009), juega en los umbrales de varios géneros (thriller, drama y comedia) hasta permitirnos tocar la médula de su narración: la memoria de oprobios y frustaciones. Consigna el director: “Me fascina la memoria. Cómo repercuten hoy en día decisiones que hemos tomado hace veinte, treinta años. La memoria que también puede ser la de una nación. (…) Quizá pueda ser una historia como ésta, una historia de crimen, pero principalmente de amor. De un amor en estado puro. De un amor que se terminó cuando era puro capullo, sin darle tiempo a haberse marchitado.” Pero no son suficientes ingredientes tan extremos: los actores nos hacen vibrar con sus rutinas y sus osadías, los amores cercenados son muy distintos cuando dependen de elecciones propias y cuando los causan brutalidades ajenas, los sentidos de la justicia discurren por caminos tortuosos. Más allá de interpretaciones tan verosímiles y de personajes tan viscerales, la película emociona, estremece y apela a nuestras dudas con sutileza. Y nos recuerda las trampas que tiene todo esfuerzo titánico por reconstruir la memoria de lo que todavía nos constituye.

 

 

 

en octubre: "I am all mouth"

20091027015631-saudkova-sara-051.jpg

 

 

The mouth of flowering’s finished. The fruit’s in,

Eaten or rotten. I am all mouth.

October’s the mouth for storage.

 

This shed’s fusty as a mummy’s stomach:

Old tools, handles and rusty tusks.

I am at home here among the dead heads.

 

Let me sit in a flowerpot,

The spiders won’t notice.

My heart is a stopped geranium.

 

If only the wind would leave my lungs alone.

Dogbody noses the petals. They bloom upside down.

They ruttle like hydrangea bushes.

 

Mouldering heads console me,

Nailed to the rafters yesterday:

Inmates who don’t hibernate.

 

Cabbageheads: wormy purple, silver-glaze,

A dressing of mule ears, mothy pelts, but green hearted,

Their veins white as porkfat.

 

O the beauty of usage!

The orange pumpkins have no eyes.

These halls are full of women who think they are birds.

 

This is a dull school.

I am a root, a stone, an owl pellet,

Without dreams of any sort.

 

Mother, you are the one mouth

I would be a tongue to. Mother of otherness

Eat me. Wastebasket gaper, shadow of doorways.

 

I said: I must remember this, being small.

There were such enormous flowers,

Purple and red mouths, utterly lovely.

 

The hoops of blackberry stems made me cry.

Now they light me up like an electric bulb.

For weeks I can remember nothing at all.

 

Silvia Plath, From ’Poem for a Birthday’

 

 

(Traducción de Jesús Pardo:

 

Floreal término. Cayó la fruta,

pudrióse o fue comida. Sólo boca

soy. En octubre, mes de almacenaje.

 

El cobertizo huele a tripa rancia

de momia: herramientas, colmillos, moho.

En casa estoy, entre cabezas muertas.

 

Dejadme que me siente en este tiesto,

ninguna araña lo verá, paróse

mi corazón como un geranio.

 

Ojalá el viento deje mis pulmones.

Los pétalos nasales. Boca abajo

las flores, sonoras como hortensias.

 

Cabezas putrescentes me consuelan,

ayer clavadas a las vigas: de estos

pupilos no será el invierno.

 

Repollos: plata mate, agusanada

púrpura, piel comida, oreja aguda,

corazón verde. Venas de tocino.

 

¡Oh, belleza del hábito! No tiene

ojos la calabaza. Estas estancias

hierven de chicas que se piensan pájaros.

 

Monótono colegio. Soy raíz,

piedra, plumón de búho,

vivo sin sueños de ninguna clase.

 

Madre, tú eres el mes único

de quien yo fuera lengua. Madre de aire,

cómeme. Sombra de dinteles vanos.

 

Dije: me acordaré, pues soy pequeña.

Había flores tan enormes,

bocas rojas y púrpura, bellísimas.

 

Los tallos de las moras me hacen daño.

Ahora me encienden como una bombilla.

Desde hace días no recuerdo nada.)

 

 

 

27/10/2009 01:36. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

Alas

20091029112940-alas1.jpg

Una lluvia de almendras,
dos trenzas diminutas,
tres parapentes blancos,
cuatro cestas de frutas.

Cinco copas de hierro,
seis recuerdos heridos,
siete caminos largos,
ocho lirios partidos.

Nueve mareas altas,
diez sorbos de cerveza,
once alquimistas ciegos,
doce encinas que rezan.

Un día nos regala
como yo a ti te regalo ahora
alas, alas.


Trece viernes de dicha,
catorce desconocidos,
quince perfumes limpios,
dieciséis horas de olvido.

Diecisiete reyes de oro,
dieciocho decisiones,
diecinueve caballeros
con veinte preocupaciones.

Veintiuna albercas de agua
con veintidós pensamientos,
veintitrés pasos perdidos,
veinticuatro sentimientos.

 

Pablo Guerrero, Alas

 

 

29/10/2009 11:16. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris