Facebook Twitter Google +1     Admin

ateo poeta

cachivaches, deseos, derivas y garabatos con los que darle un masaje a la vida, para que ésta nos recompense con creces // autodesplanifica [arroba] gmail [punto] com

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2010.

lo demás es silencio

20100419231101-maruja-mallo-1.jpg

 

Todo está aquí; todo, lejos. Todo brilla por su ausencia,

se ilumina en su contrario y, uno con él, es la llama,

o, anónimo, se esparrama y es la distancia que canta.

Hay figuras, quizá dioses, que con su instante se acaban,

dejan sólo, trascendente, cierta brisa que se alarga,

y hay mareas que nivelan poco a poco los asaltos

desmedidos de unos seres que, orgullosos, se creen centros.

Todo es único. No es nada. Visto y no visto sucede;

y es lo menos formulable, y es lo más indispensable,

lo más o menos que humano, lo no objetable que existe,

lo amargo y seco que aprietan las semillas tumultuosas.

Si se repliega es conciencia; si se despliega, existencia.

Si se repliega es la entraña con sus músicas más turbias.

Si se despliega es el agua con su dulce palma oscura.

Si se repliega es convulso sobresalto ante el abismo

donde una rueda pensante gira en cero o cielo, y calla.

Si se despliega es la noche con sus vívidas estrellas

como dolores cuajados de imparciales solitarios.

Si se repliega es el hambre del loco de amor: la medusa

succionante y sonrosada de un anhelo silencioso

y esas cavernas sexuales o mentales que los machos

abren, piensan, dejan luego como un inhóspito hiato.

Si se despliega es la tierra cereal, mansa, nutricia,

la abundancia trepidante que cubre cualquier pregunta,

las olas que alisan, lentas, las arrugas del cansancio,

la pleamar revelada; lo perpetuo y lo continuo.

Si se repliega, es conciencia; si se despliega, existencia.

Si se repliega es el hombre con sus eternas cuestiones

que a sus pequeños dolores pone nombres trascendentes.

Si se despliega es el mundo con sus pardas presencias,

tan estúpidas, tan bellas, tan sin razones completas

que el ser consciente se aturde vertiginoso de ausencia.

 

Gabriel Celaya, Lo demás es silencio

 

 

 

19/04/2010 23:06. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

direcciones del alma

20100419231806-naturaleza-viva-1942-de-maruja-mallo.jpg

 

Direcciones del alma fuera de este lugar. Me gusta viajar
a una aldea que no ha colgado en sus cipreses
mi última tarde. Me gustan los árboles
sobre la azotea de una casa que nos ha visto atormentar a dos pájaros y nos ha visto cultivar los guijarros.
¿Por qué no pudimos cultivar nuestros días
para que crecieran despacio hacia las plantas? Me gusta la lluvia que cae
sobre las damas de las lejanas praderas. Un agua que ilumina y un olor compacto cual piedra.
¿Por qué no pudimos descuidar nuestras edades
y contemplar más el último cielo, antes de que se ocultara la luna?
Direcciones del alma fuera de este lugar. Me gusta viajar
a donde me lleve el viento. Pero no me gusta llegar.

 

Mahmud Darwish, Menos rosas

 

 

 

19/04/2010 23:18. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris