Facebook Twitter Google +1     Admin

ateo poeta

cachivaches, deseos, derivas y garabatos con los que darle un masaje a la vida, para que ésta nos recompense con creces // autodesplanifica [arroba] gmail [punto] com

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2011.

20110809110735-labios-2.jpg

 

De tu boca

emanan iridiscentes

los deseos náuticos,

la sed en vigilia,

las palabras blancas

y preñadas

de cielos luminosos,

la pulsión canónica,

la lengua

que se multiplica,

la enciclopedia

del erotismo,

la maceración de los

significados,

la hierbabuena y las

cerezas tardías,

una especie contra

su extinción,

mi plétora paciente,

la turbulencia

del ósculo aplicado,

mis medicinas,

tu verbo principal,

la crasa dulzura

sin apenas métrica,

lo estival,

los jubilosos apetitos,

mariposas pintonas,

el amor llano, agudo

y superlativo,

prístinas cataratas,

lo invencible,

lo vulnerable,

la seda dental,

tus versos enigmáticos

en la penumbra,

todo lo que es digno

de pronunciarse.

 

 

09/08/2011 11:07. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20110824102253-brezmes2.jpg

 

Que me beses con la declinación del glaciar,

que en tus labios esbozados y en tus dientes

en ayuno rebose de alegría la espuma,

que tus caderas invoquen el genio de la

trascendencia, que tu sexo destile fuegos de

artificio, el sabor de la canela, el helado

de limón, la flor de la vainilla, ese fugaz

instante del día al que salpimentas en su justa

medida, que tus piernas se arracimen a las mías

y que sean los tigres del sueño quienes vigilen

al tiempo en su escorrentía.

 

 

24/08/2011 10:22. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20110825104140-binebine.jpg

 

Era mi idioma, no arcano, sólo mío.

Pugnaba por vislumbrar

su sentido,

siempre ese enamoramiento.

Qué me ofusca, qué impide

el deshielo,

el perfume tibio.

Recobrar el espacio gaseoso,

el vuelo, la enramada,

un lugar donde atardecer.

Era mi método

de invocar un ápice de euforia.

Algo, delirante quizá.

Desafié la muerte hasta aceptarla

como el torbellino,

o la recompensa.

Entonces sí. A sus ojos,

sin postración.

Las ciudades, los jardines,

los desiertos: con el mismo afán

de identidad... ¿Dónde

residir, pues? ¿En qué

estado de ánimo ajeno a los

dolores imaginarios?

Ya no reservo nada,

apenas ahorro.

Bailo asido a tu cintura

enigmática.

De los oráculos, desconfío

(todas esas vísceras en ebullición).

Todas esas palabras

no instituyeron una isla, sólo

gozo, soberanía.

 

 

25/08/2011 10:41. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20110826112417-tanger.jpg

 

Exprimir el mosto de cada día.

Admirar la espiga mecida por nuestro

contemplar.

 

Dónde, cómo ser tan sólo la belleza ebria

que se resiste a la pronunciación.

 

 

26/08/2011 11:24. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20110826141423-time-before-time-by-rikki-kasso-3.jpg

 

Flujo y reflujo

de la marea, de la voz

más insondable.

Después de anegar la orilla,

el retiro a su cuenca o la inmersión

de otras arenas

en las antípodas.

Y la erosión

de todos esos fósiles calcáreos.

 

No es preciso un espejo puro

para reflejarme.

Puede ocurrir con un paisaje

recortado,

con su munición

infinitesimal.

 

No estoy allí

oscilante.

No siento la tez quemada

ni reposo en un lecho amarillento,

en la duna movediza.

Las rayas del horizonte

me confunden.

También aquí.

 

¿Qué es el devenir

sino una emoción salobre

y dichosa junto al mar?

26/08/2011 14:11. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20110829004104-brezmes.jpg

 

Ojalá que se detenga ahora el tiempo.

Hace poco era mi cumpleaños, decían,

y entonces estaba muy ocupado

y no pude recapacitar ni rogar

que se detuviese el tiempo.

No todo, no soy tan arrogante, sólo

el que se adhiere a mi piel

como barro, como hojas secas,

como olores indeseables.

 

Ojalá se detenga pues a mi favor puedo

alegar que mi juventud ha sido larga,

muy larga,

después de una madurez precoz.

Por qué a los nueve años

querría ser matemático, matar a mi

padre y escaparme pedaleando

entre las montañas de carbón.

 

Si ahora logro dejar de contar,

de celebrar, de recordar,

de consultar los documentos

administrativos,

las verdades que me niegan la voz,

me dispondré sereno para

una infancia

metafísica.

 

29/08/2011 00:41. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20110831093351-calle-alcala-exposicion.jpg

 

Lloverán peces de las nubes plateadas

para que podamos ir silbando a cualquier

punto cardinal, con cualquier excusa diplomática

y cambiar la perspectiva del laberinto

de callejuelas con sol y sombra que no cesa

de urbanizar nuestros sueños púrpura.


Quienes se aproximan a las locomotoras con

insaciable curiosidad y descubren el piloto

automático, quienes no albergan la euforia

de la marabunta ni la tristeza postcoital

al remover las noticias que flotan

en el café con leche, quienes son premiados

por el azar de sus células benignas y se regalan

el aleteo futuro de las crisálidas cuando

el hambre no les acucia.

 

¿Somos nosotros, qué húmeda sustancia del

mundo proporciona el suelo y el aire para

vislumbrar un nosotros? Si toda arena

de esperanza se escurre entre los dedos.

Si el aroma de la albahaca, si el surco de

los terrones negros, si el aceite derramado

por el cuerpo que reclama la horizontalidad.

 

El prodigio de los dialectos, de la espesa

corriente de esbozos y rutinas, no deja más

tregua. Excavar en los yacimientos de la sed,

no someterse al tráfico de marfil ni a la indolencia,

abrazar el vuelo ingobernable.

 

 

31/08/2011 09:33. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20110831110459-img-montvd-556-650x395.jpg

 

Quiero comenzar este exordio

señalando la grieta.

 

Ahí, donde yacen los desechos.

En lo oscuro,

donde se impreca.

 

¿Qué artimañas causaron

los estragos?

 

¿Cuál es el límite

para que sigamos tolerando

el alambre oxidado,

atado fuerte, alrededor del cuello?

 

Ya probé

la evasión permanente,

el licor de la asamblea general.

 

En los horizontes anaranjados,

en la brisa húmeda

de la conciencia nítida,

la inmovilidad.

 

De golpe,

sólo así, abrupta,

acontece la realidad

(estrías, desniveles, cortinas de humo).

 

Dentro de mí,

el ojo del huracán.

 

¿Sólo hay que atravesar

lo amargo?

 

Aprecio la longevidad

sazonada

y la rebeldía.

 

Albricias

para quienes aman el caos

sin perder el equilibrio.

 

 

31/08/2011 11:04. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris