Facebook Twitter Google +1     Admin

ateo poeta

cachivaches, deseos, derivas y garabatos con los que darle un masaje a la vida, para que ésta nos recompense con creces // autodesplanifica [arroba] gmail [punto] com

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2011.

20110704000952-haiti-ap.png

 

Ya no tengo hambre, hoy ya he comido por mí

y por todos los hambrientos que no cuento por

temor a equivocarme, no vayan a morir más o

menos que las nuevas incorporaciones al finalizar

la cuenta y acercarse la hora, triste y alegre,

de un nuevo almuerzo.

 

También otros habrán comido hoy más y mejor,

o sin reparar en su gula sin límites que sólo

gratificará a sus forenses y cirujanos, otros a

quienes les niego cualquier empatía, sonrisa

o saludo de buenos tardes por mucho que nos una

el mismo gesto con los cubiertos.

 

Por alguna extraña razón comprendo que tanto unos

como otros y los de más allá cultiven su propia

gastronomía.

 

Empero, mi corazón sigue encogido.

 

 

04/07/2011 00:09. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20110704001156-obra-artista-ecuato-guineano-leandro-mbomio.jpg

 

Y los cimarrones emprendieron la vía sensible.

 

Los baluartes en ruinas. La esperanza, obsoleta.

¿Qué podría fermentar entre aquellos seres anfibios?

 

 

04/07/2011 00:11. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20110704001431-arbol.png

 

Ni el poema es imprescindible

para la iluminación.

Nos apareamos con fósiles.

La corteza que nos arrancamos.

¿Qué sublime fruto nos reserva

tanto envejecimiento?

Observa, si no, la enhiesta arbolada,

las aves que se emancipan

de las antinomias.

Todo mi éxodo hacia el significado

como un musgo perpetuo,

adherencia frágil a lo sólido.

Aspiro lavandas, tomillos en celo,

el esplendor de la cadena trófica

tan lejos de la inocencia.

Amalgama de minerales, atmósfera

asediada por los sucedáneos.

Ni el poema enarbola los espectros

de la razón. Ni el capital, ni la muerte.

Ante lo ímprobo, ¿qué arrecifes de coral

elegirán nuestros besos?

Fracturar la línea,

doblegarla,

morder el sentido común

de la respuesta programada.

Todo se reduce a unos pocos pasos

y el suelo crepitando.

A radicar el porvenir

en la maceración y la afinidad.

Desconfío de los materiales

ignífugos.

Venero,

venero,

venero

la emergencia tres veces de lo que alienta.

Atesorar las elipsis de la conjura.

Somos los hablantes

de la minúscula historia de un ecosistema.

Un silbo que clava.

Atisbo de luz y áureos sueños siempre

a punto de corromperse.

No quiero una paz telúrica tallada

con el desértico dolor.

Para lo demás, tengo una propicia

disposición.

 

 

04/07/2011 00:14. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

Love Should Grow Up Like a Wild Iris in the Fields

20110704002731-anajuan-pm-61509-medium.jpg

 

Love should grow up like a wild iris in the fields,
unexpected, after a terrible storm, opening a purple
mouth to the rain, with not a thought to the future,
ignorant of the grass and the graveyard of leaves
around, forgetting its own beginning.
Love should grow like a wild iris
but does not.
Love more often is to be found in kitchens at the dinner hour,
tired out and hungry, lingers over tables in houses where
the walls record movements, while the cook is probably angry,
and the ingredients of the meal are budgeted, while
a child cries feed me now and her mother not quite
hysterical says over and over, wait just a bit, just a bit,
love should grow up in the fields like a wild iris
but never does
really startle anyone, was to be expected, was to be
predicted, is almost absurd, goes on from day to day, not quite
blindly, gets taken to the cleaners every fall, sings old
songs over and over, and falls on the same piece of rug that
never gets tacked down, gives up, wants to hide, is not
brave, knows too much, is not like an
iris growing wild but more like
staring into space
in the street
not quite sure
which door it was, annoyed about the sidewalk being
slippery, trying all the doors, thinking
if love wished the world to be well, it would be well.
Love should
grow up like a wild iris, but doesn't, it comes from
the midst of everything else, sees like the iris
of an eye, when the light is right,
feels in blindness and when there is nothing else is
tender, blinks, and opens
face up to the skies.

 

Susan Griffin, Like the Iris of an Eye

 

 

04/07/2011 00:27. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

20110713111530-matisse-snail-300x298.jpg

 

Algunos días todo parece escurrirse entre los dedos,

las teorías, los lugares, las figuras humeantes de la certeza.

 

Otros días, en cambio, nada se resiste a la seguridad

de lo tangible, el cielo y la brisa despiertan cada molécula

de mi piel, veo el futuro apetitoso como una fruta

a punto de ser mordida.

 

Todos los significados se agolpan en la melodía

que silbo. En cada instante, el universo palpitando.

 

En ese oscilar florece lo recién marchitado, cumplo

años, pago impuestos. Amo sin pena y con gloria.

Me evado siempre con excentricidades,

sólo para regresar a lo lacio.

 

De uno a otro lado de la quiebra, un eterno tránsito.

 

 

regalo místico de aniversario

20110714125154-ciencia-ficcion.jpg

 

Somos criaturas sin propósitos genuinos. Filiación de una especie que pudo no ser. Deriva de sangre y luz, animalidad dichosa de tierra y agua. Respiración. También absurdos y crueles, de baldías ambiciones e ignorancias que extinguen las huellas.

 

Somos materia prima vulnerable. Nuestra propia y torpe búsqueda de ser. Bucle infinito e incompleto, almas incómodas entre objetos, fósiles y divinidades de barro que dieron de comer a los primeros artistas de la tribu. Nuestros conceptos

 

y canciones no menos relucen y se alaban con fuegos de artificio, aunque los sueños los revelan como un pálido reflejo de lo perdido y lo anhelado. El temor a lo oscuro donde todo nace y, al fin, todo succiona. La seguridad de lo inefable, la belleza silente del alba que nos envuelve y constituye.

 

Preferimos jactarnos de la singularidad.

 

El dominio de lo subjetivo y sus borrosos lindes, las ilusas rarezas. Rehuir de las aleaciones y del fardo de la entropía. Nadar a contracorriente sólo para afirmar triviales consignas, acaparar lo único y agotar, sin paciencia, lo efímero y sensible. El camino, empero, no está escrito.

 

Las piedras y los olivos nos sobrevivirán. Con la vaga y caduca abstracción evocaremos continentes y archipiélagos. Seremos la soledad radical del vuelo y la comunión más elemental.

 

Viviremos, acaso, a fuerza de apaciguar los sobresaltos, a través de los remolinos. La obsolescencia es transparente. Mi condición humana, aleatoria y transferible. Por delante rige, si alcanzo a atisbarla, la comprensión.

 

 

 

 

14/07/2011 12:51. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris