Facebook Twitter Google +1     Admin

ateo poeta

cachivaches, deseos, derivas y garabatos con los que darle un masaje a la vida, para que ésta nos recompense con creces // autodesplanifica [arroba] gmail [punto] com

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2012.

20121201004805-nan-goldin-4.jpg

 

Nadie nos enseñó

que había otras formas

de avanzar,

de ir.

 

Que no es mejor correr

sin tregua.

 

Que las líneas rectas a lo largo

de una esfera

tienden siempre

a la curvatura.

 

Que retroceder a tiempo

nos puede proporcionar

un impulso

o la armonía predicada

del paisaje.

 

Que los entes enamorados

vuelan contra natura.

 

Y que existen galerías

subterráneas

albergando

un resplandor.

 

Nadie nos advirtió

de esos otros destinos

flotantes que solo

se atraviesan:

 

aprender a no llegar

y aceptar la zozobra

como curso

de acción.

 

Fotografía: Nan Goldin

 

01/12/2012 00:48. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121201175504-henri-cartier-bresson-macondo010.jpg

 

A pesar de los contratiempos

y de las bajas temperaturas:

no claudicar,

no sucumbir

al vacío lúgubre

del desamor.

 

No dejar de ser el agua dulce

reunida en su extremo

con la lengua de mar.

 

Adherirse a las miniaturas

refulgentes que permiten

cruzar el mediodía

y la placidez

vespertina.

 

Admirar el magisterio

de los antagonismos

o de las inocuas

desavenencias:

siempre anhelar

formas más gratificantes

de un lúcido amor.

 

Fotografía: Henri Cartier-Bresson

 

01/12/2012 17:55. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121202145852-nan-goldin-2.jpg

 

Aquella mirada como promesa

cristalina de una felicidad cierta

pero ignota, indefinida, para qué

más, ya desbrozaríamos el camino

o colocaríamos las piedras a medida,

o nos olvidaríamos de la arenisca que

vuelve a cubrirlo, formando esas

dunas sin memoria, móviles,

reptantes, un pasado añil y dulce,

un amor que reverdecía y mutaba

como una barrera de contención

de los estragos del tiempo, atentos

a las nuevas fisuras, rebajando

el caudal de nuestra sed siempre

que el deshielo del invierno lo

exigiera, elevándolo sin permiso,

brotando salvaje desde una

oscuridad subyacente, nutriendo

aquel jardín imaginario en los ojos

ávidos y tenaces, arrastrados por

una fuerza ciega hacia nuestras

entrañas, sin necesidad de aplazar

más la búsqueda del sentido, del

abrazo que exprime los dolores

más anclados en el silencio de la

infancia, sin temor a la necesidad,

siempre nuestro vaso de agua y

la irisación de las palabras y de

las turbulencias e interrogantes

que cuidaban del fuego, aspirando

el aroma de las encinas muertas,

probando tu fruta prohibida como

si sólo así tuviéramos un punto de

apoyo para leer el mundo, para ser,

para engendrar, para hacernos

partícipes de las minúsculas dosis

de dicha y azar que nos unieron.

 

Fotografía: Nan Goldin

 

 

02/12/2012 14:58. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121203111925-lucien-clergue2.jpg

 

Me encuentro en lugares

extraños, dando los buenos días

a las hojas muertas,

sonriendo a los supervivientes,

paseando con brío

por un tiempo refrigerado.

 

Reluce el sol de membrillo,

desayuno tus palabras de temporada

y me alegro de no ver danzando

a las alimañas

de la nocturnidad.

 

Percibo el aire cálido de tus besos

y los humores azules

donde amanecíamos plenos

de multitud, y también acepto

adrede el zumo solitario

de la resistencia.

 

Hoy prescindiré de la compra cotidiana

y de las genuflexiones,

me daré el lujo de perder el tren

y de llegar a ningún lado

por arte de birlibirloque.

 

Me alimentaré de la lentitud

y del idioma del porvenir

por muy lisiado que lo presenten

los agoreros de la sociedad.

 

Amo al tigre manso que se esboza

en tus bohemios espejos

y mucho más a las variables

que adivinas sin rubor cuando

se para el tráfico

y nos vemos cara a cara.

 

Eres frondosa y todos los estados

de la materia, y yo me indulto

disimuladamente por los deseos

insaciables y por las horas

derrochadas.

 

Fotografía: Lucien Clergue

 

03/12/2012 11:19. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121204174911-elliott-erwitt-2.jpg

 

Trabajo todo el día

por un mísero salario

de belleza,

aunque a veces recibo

pagas extraordinarias.

 

Como todo proletario

considero firmemente

que la remuneración es injusta

pero al final de la jornada

sólo rindo cuentas

a un cielo caprichoso

y a tu eterna primavera.

 

 

Fotografía: Elliott Erwitt

 

04/12/2012 17:46. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121205101546-nan-goldin-1.jpg

 

Ya no espero un milagro


ni que aparezcas de pronto

 

y te quedes para siempre.

 

 

Hay demasiadas obligaciones en este mundo.

 

Demasiadas líneas rectas que pasan de largo

 

por ciudades acogedoras.

 

 

Por eso me abstengo de mis promesas

 

y acrobacias mortales

 

y las pongo a raya cada vez

 

que salen de casa

 

al encuentro de tu arboleda.

 

 

Lo que ya no puedo evitar

 

por mucho que me lo proponga,

 

es la suave textura del presente,

 

esa alegría enjaezada y a galope

 

que desprendes.

 

 

Como si en la mera contemplación

 

de tu cuerpo y de tu luz residiese

 

todo atisbo del prodigio.

 

 

 

Fotografía: Nan Goldin

 

 

05/12/2012 10:15. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121206013247-ayan-pito-.jpg

 

El arte es una cosa muy seria.

No hay más que ver cuántos

intérpretes eruditos

pontifican y sientan cátedra

al objeto de separar

el grano de la paja.

 

El arte sublime produce conceptos,

genios y locos de atar.

Algunos hasta comen

tres veces al día.

 

El arte es una ciencia solvente

y de rentabilidad variable.

¿Qué otra actividad

podría recurrir

al infinito yacimiento

de signos de exclamación

como materia prima?

 

El arte es también y no menos

ilustre metafísica.

Una guirnalda encendida

a propósito

mientras un sol radiante

describe en el vacío

su vieja parábola.

 

El arte sublima deseos

y pesadillas, y constituye

un tratamiento muy aconsejable

en la medicina natural.

En caso de efectos secundarios,

consúltese la fecha de caducidad.

 

06/12/2012 01:32. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121206111922-10091039-victoire.jpg

 

Convivo cada vez

más estrechamente

con los plazos de entrega.

 

Se lavan los dientes conmigo

por la mañana,

se adhieren a mi piel

con la lealtad de un perfume,

se apresuran a pagar la cuenta

con elegante discreción

y como prueba irrefutable

de supremacía.

 

Me susurran al oído

en bellos idiomas

ultramarinos: somos

las líneas muertas

del horizonte,

no te podrás sustraer

a la dulce tentación

de nuestras sublimes

sirenas.

 

Son ellos quienes planifican

por ti y quienes se dan de codazos

por ocupar en tu agenda

las mejores gradas

de cada día.

 

Si no hubiera fechas límite

la voluntad yacería

sin fuerza ni vestimenta,

deambularía ebria

sin propósito ni vigor.

 

A esos números rojos

del calendario, en definitiva,

que con ternura y precisión

nos colocan la soga al cuello,

les debemos todo triunfo

y propiedad

de las mieles y laureles.

 

Un divorcio sin mutuo acuerdo

a estas alturas de la adicción

tan solo podría acarrear

imprevistas y nefastas

consecuencias.

 

Ilustración: René Magritte

 

 

06/12/2012 11:19. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121206133243-gaugin-nude.jpg

 

Respirabas a mi lado

como un pulmón más

de aquel canto coral

y ese aliento abrigaba

las vanas esperanzas

de amarte alejado

de toda propiedad.

 

 

Ilustración: Gaugain

 

06/12/2012 13:32. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121207160816-labios-2.jpg

 

No espero casi nada del futuro,

por si acaso.

Con frecuencia, hasta me temo

que ocurra lo peor.

 

Si la situación es arriesgada

y acecha la sombra de la muerte,

incluso me reconcilio rápido

con toda la fortuna y el privilegio

que he podido disfrutar.

 

(En este mundo se reparten

tan desigualmente nuestras

huellas y desdichas.)

 

Esa actitud, sin embargo, no me vuelve

pesimista ni me atormenta.

Tampoco me impide creer en los labios

de la humanidad, en lo concreto

e inmanente de cada ser humano

con sus bramidos y congojas.

 

Creer quizá tampoco sea el verbo

apropiado para quien abraza

las masas de viento y el amor

hecho cuerpo y ahora.

 

(Según el principio de precaución

conviene un ojo avizor cuando

el otro se embriaga de pasiones.)

 

No pretendo añadir más doctrinas

a todas las que han esclavizado

infancias sin flor.

 

Tan sólo me preocupa saborear

como se merecen las pequeñas

victorias que se asoman en el curso

de una historia atroz.

 

Por eso me alegran las resistencias

imprevistas, la insólita donación

de lo que no admite precio

y el paso ágil y liviano.

 

(Cuánta admiración y cultivo

precisa la trama cotidiana

de lo agrio y de lo dulce

que nos sustenta.)

 

07/12/2012 16:06. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121207232303-hans-mauli.jpg

 

En este final del otoño

se puede uno deleitar

con níscalos lechosos,

se pueden despellejar

unas tiernas castañas

y esparcir las perlas

de rojizas granadas

sobre el recuerdo vago

de tus últimos besos.

 

A pesar de estos manjares

luminosos y del fuego

de leña crepitando

que me imagino

con literaria facilidad,

nada puede sustituir

el abrigo desnudo

de tus últimas

palabras de amor.

 

 

Fotografía: Hans Mauli

 

 

07/12/2012 23:23. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

extracto de "Los amores confiados", una novela de Luisgé Martín

20121208120545-nan-goldin-11.png

 

"En una de esas noches en las que fui a recogerle a la cafetería del tanatorio, Markus me contó la historia terrible -o inventada- de una mujer colombiana a la que acababa de acompañar en el velatorio de su esposo muerto. Llevaba viviendo en España seis años. A los pocos días de llegar había conocido en una iglesia a un compatriota suyo del que se había enamorado perdidamente y con el que se había casado enseguida, al cabo de unos meses. La mujer, según Markus, llevaba una fotografía de la boda apretada al pecho. En ella se veía a la pareja posando en el pasillo de la capilla, delante del altar. Ella, sonriente, lucía un vestido blanco corto lleno de encajes y de volantes, y en las manos sujetaba un ramo poco nupcial de claveles o de flores parecidas. El hombre, con la piel de color café, muy guapo, tenía un bigotito fino y miraba a la cámara desafiante, orgulloso, con esa prestancia algo arrogante que tienen algunos infelices en su grandes ceremonias. El traje negro, seguramente alquilado o prestado por alguien, le caía con tanta apostura sobre el cuerpo que Markus se acercó a examinar el cadáver para comprobar qué se había hecho de toda esa belleza.

 

La pareja pasó, al parecer, varios años dichosos. Él trabajaba de camarero en una discoteca frecuentada por latinoamericanos en la que se bailaban cumbias, guarachas, danzones, guajiras y habaneras, y ella estaba empleada en una empresa de limpiezas que la mandaba a fregar y dar lustre en grandes edificios de oficinas y centros comerciales. Habían alquilado un piso pequeño en una de las ciudades dormitorio del sur de Madrid y, aunque deseaban tener algún hijo en el futuro, habían ido aplazando la fecundación hasta que su situación económica les permitiera un poco de bienestar. Eran muy religiosos, al modo casi fanático en que lo son los pobres o los ignorantes, y todos los lunes, miércoles y domingos, supersticiosamente, acudían a misa y a unas reuniones de catequesis en la iglesia en la que se habían conocido. En el vestíbulo de su casa, además, tenían un pequeño altarcillo lleno de imágenes de vírgenes y de santos ante el que se arrodillaban cada noche para rezar.

 

El el quinto año de matrimonio, la mujer comenzó a sospechar que él la engañaba con algunas clientas de la discoteca, pues aunque seguía cumpliendo con todos los deberes conyugales -el temperamento latino, la sangre caribeña-, había empezado a regresar a casa a horarios desacostumbrados y tenía a veces en el cuerpo olores raros, de perfume o de jabones que no eran suyos. Del dinero de su paga, además, faltaba siempre algo y no conseguían ahorrar a final de mes. Ella, que no tenía familia ni demasiados amigos en España, sintió pánico de quedarse sola y, sobre todo, de que el hombre al que amaba rompiera su corazón para siempre. Y entonces se atrevió a pedirle a un detective privado, cuyas oficinas limpiaba cada día, que le ayudase a descubrir si su esposo se veía con alguien. No tenía dinero y no podía pagarle, pero Markus estaba seguro de que en algún momento le recompensó carnalmente por sus servicios, pues en esos estados de desesperación no se guardan escrúpulos morales, incluso aunque lo que se entregue sea parecido a lo que se deplora. El detective accedió a espiarle y, sin mucho esfuerzo, comprobó que las sospechas de ella eran ciertas: su esposo llevaba una vida bastante libertina. En el informe que le entregó a la mujer -tan pulcro y documentado como el que preparaba para los clientes habituales- había fotos de él besándose en la discoteca con mulatas exuberantes y una descripción detallada de otros comportamientos menos inocentes. Ella, abrumada, le contó todo al padre espiritual que tenían en la iglesia, quien reprendió enseguida, escandalizado, al pecador. El hombre, entonces, se quitó la vida disparándose en el corazón con una pistola que tenía el dueño de la discoteca en la caja fuerte donde guardaba la recaudación. Las palabras que debió de decirle el cura, amenazándole con un infierno lleno de tormentos y una eternidad en la que no se acabarían las torturas corporales y los sufrimientos del alma -las dulzuras con las que bendicen siempre los doctores de la Iglesia a quienes contravienen sus enseñanzas, según Markus-, alimentaron sus remordimientos hasta la muerte. No se atrevió a volver a casa y mirar a su esposa a la cara. Se mató antes de que la vergüenza le destruyera. ’Qué más me daba a mí’, decía la viuda en la sala del tanatorio, abrazada a Markus y sollozando, ’qué más me daba con quién se encamara. Yo sé que a pesar de todo era a mí a quien quería.’"

 

Luisgé Martín, Los amores confiados (2005)

 

Fotografía: Nan Goldin

08/12/2012 12:05. ateopoeta #. otras inspiraciones artísticas No hay comentarios. Comentar.

20121208124204-umbo.jpg

 

Tampoco de la ajada

y disfrazada memoria,

siempre relatada

a medida de nuestros

intereses espurios.

 

¿Es que solo alimenta

la rutina sin el ápice

ni el condimento

de una desbocada

imaginación?

 

¿Qué resguardo cabe

para un lenguaje

emancipado de lo

imposible a través

del vuelo?

 

 

Fotografía: Umbo

 

08/12/2012 12:42. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121209124825-eva-besenyo.jpg

 

Escribir algo,

cualquier cosa,

antes de que se desvanezca

completamente

el aroma que has dejado

al irte a no sé dónde

ni cuándo

ni cómo.

 

 

Fotografía: Eva Besnyo

 

09/12/2012 12:48. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121209132523-alex-webb.jpg

 

De la calle asciende una voz

cantando firme y sinuosa

acompañada de una cruda

percusión a la caja.

 

Hoy me he levantado subjetivo

y diletante, recomponiendo

la razón cuarteada que ha

sobrevivido a los no pocos

besos del sueño.

 

Mientras se queman mis labios

con el pomelo ácido y después

se apaciguan con lonchas

de queso fresco,

me los imagino saciándose

con la sal de tus pechos

planetarios.

 

He visto enigmas osificados

y he visto playas desiertas

y un sol austero y delineante

que ningún alma ciega

del mercadillo

podría cotejar.

 

Las cortinas blancas y rayadas

con líneas de colores

apenas filtran los haces de luz

de tu norte metafísico

y en esta misma manzana

se desfigura la ley.

 

 

Fotografía: Alex Webb

 

 

09/12/2012 13:25. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121210020210-magritte31-lost-jockey.jpg

 

Me gusta adentrarme

en el ojo del huracán,

dejarme llevar

por la revuelta,

 

trastornar la posición dada,

variar el ángulo de giro,

 

redefinir

como partícipe

el curso de los acontecimientos

y su temperatura,

 

aun a sabiendas de que nadie

sale nunca indemne

 

de estos accidentes

nuestros

de cada día.

 

Ilustración: René Magritte

10/12/2012 02:00. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121210021925-img-7077.jpg

 

No hay ningún atajo posible.

Pasan las mandarinas

por mi pensamiento

y por tu boca

desiderativa

antes de nutrir

la instancia

central

de tu paladar.

 

10/12/2012 02:18. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121210175117-alvin-06-lustig.jpg

 

Leer poesías de pie,

apoyado en la barandilla

de la librería,

hurgando al azar

en el orden alfabético

por autor,

y percibir que se suceden

las horas

y me olvido de comer,

de trabajar,

de ir a reuniones,

de llamar a nadie,

mientras voy diseñando

mentalmente

la portada, el grafismo,

el tamaño apropiado

del libro que,

pensándolo bien,

ya no quiero publicar,

y preguntarme por qué

no están otros

en esas baldas,

dónde residen

esas inquietantes

ausencias.

 

Ilustración: Alvin Lustig

 

10/12/2012 17:51. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121210182241-vivian-maier-2.jpg

 

Son jóvenes

y están enamorados.

 

Cada vez que se encuentran,

vuelve con ímpetu

ese proceso químico turbulento

y fuera de control.

 

No aciertan a predecir

cuánto se prolongará

la euforia,

pero presienten

alguna interrupción

inevitable.

 

Se lo advierto

a mi hijo,

como buen aguafiestas,

pero sonríe

condescendiente,

esgrimiendo su derecho

al ensayo y al error.

 

Cree disponer

de una larga vida

por delante

y que la suerte

le seguirá cayendo

en gracia.

 

Me ausculta

y confirma

que mis fracasos

y reincidencias

en tantas vanas ilusiones,

en realidad, resultan

poco convincentes.

 

 

Fotografía: Vivian Maier

 

10/12/2012 18:22. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121210185339-nan-goldin-8.jpg

 

Cuando vivíamos juntos

necesitaba estar solo

para escribir

y pensar

y evadirme

con esas lecturas

que luego me devolverían

ebrio de ideas y mundos

al bálsamo de tus aguas.

 

Aprovechaba con ansiedad

cada hueco de la rutina

para darle rienda suelta

a todos mis disparates.

 

En aquella escasez,

no obstante,

éramos inmensamente

prolíficos

y generosos.

 

Ahora que vivo solo

y que dispongo

de tantas horas

de silencio

y de tantos días

de nada

y de muchas,

largas

y ominosas

semanas

para organizarme

a mi modo,

resulta que estoy hecho

un caos

y que hablo

con las paredes

y se quedan los libros

a medio leer formando

torres de colores

sobre la mesa.

 

Sospecho que no acabo

nunca de adaptarme

a los vaivenes

de la vida

y hasta echo de menos

aquellas escaramuzas

que salpicaban

nuestra convivencia.

 

 

Fotografía: Nan Goldin

 

10/12/2012 18:50. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121211005802-kurt-hutton.jpg

 

En el restaurante de Tirso

ya no había mucho

donde escoger del menú

pues pasaban de las cuatro.

 

En cambio, la clientela

era de lo más extravagante

y se ofrecía grácil

a las miradas ajenas

no menos partícipes

de la misma actuación.

 

A mi espalda una pareja

interracial de dos obreros

de la construcción

ingerían de postre

dos copazos por barba

en vaso de tubo

y en el más absoluto

silencio.

 

A su espalda

un grupo de ancianos

bien nativos

fruncían el ceño

y discutían con ardor,

como si les fuera una guerra

o la herencia en ello,

por las reglas a observar

en la partida de cartas.

 

Enfrente de mí una joven

delgadísima

y con un pelo

blanco oxigenado

introducía rítmicas

y eficaces

cucharadas de papilla

en la boca dócil

de su criatura casi invisible

por lo envuelta que estaba

en un traje de buzo.

 

Las dos máquinas

tragaperras que presidían

el recinto no cesaban

de complacer

las demandas de fortuna

de sus amantes fieles,

con los rostros ajados

pero en trance

de sus legítimas

quimeras,

mientras llenaban

con monedas

el vientre de lámparas

fluorescentes

entre sorbo y sorbo

del café con leche

y del coñac

con dos hielos.

 

De mí pensarían,

seguramente,

que un tipo melancólico

y que mantiene abierto

un libro grueso

mientras pela las gambas

de la paella,

no puede estar

en su sano juicio.

 

 

Fotografía: Kurt Hotton

11/12/2012 00:58. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

tres poemas de Karmelo C. Iribarren

20121211100848-henri-cartier-bresson-1992-by-martine-franck.jpg

 

ESTAS COSAS SIEMPRE SUCEDEN DE REPENTE

 

No pasa nada. Ella está

en un expreso con dirección

a Barcelona, y yo aquí,

en mi mesa de trabajo, escribiendo

estos versos. Hace apenas dos horas

que se ha ido. Mañana

charlaremos por teléfono.

Sobre la tele, su espléndida sonrisa.

No pasa nada, como digo.

Y, de repente, no sé qué hacer

con tanta soledad.

 

 

SI QUIERES SABER LO QUE HA CAMBIADO ESTE PAÍS

 

No tienes más que acercarte

a cualquier cafetería

a la hora del almuerzo

y fijarte en esos tipos entusiastas

que hablan y gesticulan

con esa suficiencia

típica de los llamados a dominar

el mundo

y que lo único que tienen

entre ceja y ceja

es cómo conseguir un nuevo aumento

para cambiar de coche o de parienta.

 

 

LA FUNCIÓN DE LA POESÍA

 

La función

de la poesía

en nuestra sociedad,

ha sido el tema estrella

(durante un par de días)

en simposios, mesas orondas

y demás zarandajas,

a cargo

de eminencias con-

trastadas

en el manejo de las lenguas.

 

Parece ser

que les ha hecho

buen tiempo

y que no ha habido

heridos de importancia.

 

 

Karmelo C. Iribarren, La condición urbana (1995)

 

 

Fotografía: Martine Franck

 

 

 

11/12/2012 10:08. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

20121211141719-558992-511659558867495-2015459853-n.jpg

 

Reviso la información productiva

de una localidad castellana

que me ocupa en mis pesquisas

sociológicas y me encuentro

con la inclusión en el sector primario

de un festival del humor,

lo que tiene su gracia.

 

A saber a cuántos estudiantes

desprevenidos se les pasa

por alto este gazapo o, por contra,

argumentan que la parodia

constituye uno de los cimientos

de toda economía.

 

 

11/12/2012 14:17. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121212004824-eduardo-urculo-1.jpg

 

Un día introduciré

en una maletita

la colección

más selecta

de los libros

que siempre

deseo leer

de nuevo.

 

Ese día

sabré al fin

que no habrá

más carreras

profesionales,

que no importará

si el ordenador

se avería

por gusto

o si sueña

con ovejas

copulando.

 

Experimentaré

otra vez

cómo el tiempo

languidece

más vivo

que nunca,

sin sobrarle

ni un solo minuto.

Igual que cuando

creíamos,

hace mucho,

en otra edad,

que lo estábamos

perdiendo.

 

No serán muchos

volúmenes.

El resto

cambiará

de manos

o se consumirá

en la pira.

A mí ya no

me incumbe.

 

Los diminutivos

es lo que tienen:

que te obligan

a elegir.

 

 

Ilustración: Eduardo Úrculo

 

 

12/12/2012 00:48. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121212182710-evelyn-hofer.jpg

 

Once grados en diciembre

y en bicicleta no son para tanto.

Es más, parecían desviarse

de mi rostro candente

a medida que avanzaba

por unas calles estáticas

con su murmullo nada

insurrecto.

 

No sé por qué los semáforos

estaban todos en verde.

O por qué no les hacía caso

como tantas veces en mi

inconsciencia, como si sólo

confiara en las señales

de tráfico que me voy

imponiendo.

 

Esa llama,

esa levedad,

esa sonrisa tonta,

esa mística

-incluso-

de la ciudad ausente,

sucedían tan sólo

porque unas horas

más tarde

me encontraría

con tu llama,

con tu levedad,

con tu sonrisa

-mucho más sabia-

y también

con una ausencia,

esa

que todavía

hiere.

 

 

Fotografía: Evelyn Hofer

12/12/2012 18:27. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

teoría de la espera

20121213212606-luke-smalley.jpg

 

La mayoría esperamos

con paciencia

en una fila larga

como la eternidad.

A nadie le agradan

los retrasos

con respecto a la hora

convenida,

pero somos esclavos

de las circunstancias

de otros

y de esos dispositivos

de tecnología punta

que yerran

no menos

que los muy humanos

que los crearon.

 

Sólo nos resta

pensar

en la flor

y en cualquier placebo

de la belleza

inalcanzable

para mitigar

este flagelo

del vacío,

esta fracción

de vida o tiempo,

que tanto da,

sin propósito

ni gozo

discernible.

 

Los cuerpos

y las maletas

se retuercen

y se disponen

irregulares

por la sala

como esas constelaciones

antiguas

que se debían intuir,

recomponiéndose

después

firmes en su línea

en cuanto empieza

a andar el grueso

del pelotón

a las órdenes

del personal

autorizado,

hartos ya de tanta

parsimonia

y protocolo.

 

No es de extrañar

que los más ansiosos

o filibusteros

aprovechen

la conmoción

para adelantar

posiciones

y colarse vilmente

con un rictus

de seriedad,

como si no les cupiese

la menor duda

de que están ejerciendo

un natural y legítimo

derecho.

 

Los demás, atónitos,

ni les silbamos

ni les increpamos

de alguna otra manera

ostensible,

como aturdidos

por el cansancio,

pillados

por sorpresa,

contemplativos

de las artimañas

de quienes

no se cortan un pelo.

 

Entre los ultrajados

se pueden distinguir

tres grupos

destacando quienes

estudian

con atención inusitada

las maniobras ajenas

por si acaso

se vuelven a topar

en la misma tesitura

en un futuro

próximo

y osan actuar,

entonces,

igual que aquellos

espabilados.

 

Otros más puristas

se indignan

inútil

y silenciosamente,

reservando su bilis

para el acantilado,

el desierto

o la meseta

donde clamarán

con su grito

en el cielo.

Hallaremos, por fin,

a quienes sostienen

la tesis

de la jauría

y animarán

a sus congéneres

a atacar

todos los flancos

-todos a una-,

sin respetar orden

ni prelación

que valgan

por estimarlas el resultado

de árbitros

parciales,

lo cual habría sido

ampliamente

verificado

hasta en los países

más orgullosos

de su avanzada

civilización.

 

En tales escenarios

de disensos

y de leyes

que galvanizan

y apuntalan

las desigualdades

preexistentes

en estos sobrios paisajes,

nos suele quedar

la sensación

de ser marionetas

cuyos hilos

penden del viento

mientras se auguran

tormentas peores

que pueden traernos

nuevos lodos

con sus consiguientes

amargas, tediosas

e inevitables

esperas.

 

 

Fotografía: Luke Smalley

 

 

 

13/12/2012 21:26. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121213214727-tumblr-li659fhlbj1qzzxybo1-500.png

 

¿Se puede retratar

el rostro de la felicidad?

 

¿Por qué ni la risa del alma

ni sus estertores

se transmiten idénticos

a la epidermis,

a las apariencias del cuerpo?

 

¿De qué solubles sustancias

se componen las aguas

subyacentes

que riegan las raíces

del buen humor

y del sueño reparador?

 

¿Por qué esos ojos tristes

no sueltan prenda

acerca de tantos placeres

que consiguieron

rendirlos?

 

 

13/12/2012 21:47. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121213222930-cintiamassafra6-bis.jpg

 

Cada vez que recuerdo

tus orgasmos cósmicos

expandiéndose

por todos los rincones,

penetrando su clamor

sin atributos

-quintaesencia del verso-

por todos los puntos

de mi cuerpo abierto

de par en par,

receptivo a tu aliciente

como un neonato,

abatido por el poder

de tu verbo infinitivo

y por el temblor

de lo incontable,

me troncho de risa

con todas esas

ridículas leyendas

y épicas acerca

de la masculinidad.

 

 

Fotografía: Cintia Massafra

 

 

13/12/2012 22:25. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121213224837-tumblr-met4t85e5s1qzwe7eo1-400.jpg

 

El amor es el arte de la lentitud.

 

Te enteras (algo) de qué va

cuando ya se ha acabado.

 

13/12/2012 22:48. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121213231340-tumblr-mbezrxagxq1r34amfo1-500.jpg

 

Me maravillan esas mujeres

que después de finalizar

un arduo crucigrama

o de completar con éxito

una sopa de letras,

jeroglífico o autodefinido,

arrugan el papel y lo lanzan

satisfechas a la basura.

 

Metáforas y comparaciones

a este respecto son odiosas,

como bien se sabe.

 

 

13/12/2012 23:13. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121213234642-kurt-hutton-2.jpg

 

¿En qué consiste

su misterio,

su indescifrable

enigma,

su frágil

secreto

y su aliento

casual,

su pugna

permanente,

su no,

su tal vez,

su prótesis

y su bálsamo,

su talismán

o su verdad

científicamente

comprobada,

su osadía,

el escote

de su promesa,

su valor

sin precio,

su capacidad

imperturbable

de retar a todos

y de ponerlo todo

patas arriba?

 

 

Fotografía: Kurt Hutton

 

13/12/2012 23:46. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

Otro diciembre, el tercero, en Copenhague

20121217011339-gordon-parks.jpg

 

 

Era la nieve inmensa,

el manto de nieve

que cubría las llanuras,

la nieve basta y excesiva,

la esperada, la que acontece

como imperio del paisaje,

era la nieve apilada

en los márgenes de las vías,

la pura y la mancillada,

la envejecida, la ennegrecida,

la crasa nieve, la hermana

de las placas de hielo

traicioneras, era ese paisaje

dulce, tendiendo a lo inmóvil

y al mutismo, la nieve

blanquísima y la dádiva

para que no haya sed,

eran el calzado y el atuendo

apropiados a esta frialdad,

las pieles pálidas y también

las pieles oscuras y todo

abrigo de esa inhóspita

intemperie, de esa luz

que quema las pupilas,

eran millones de metros

cúbicos de nieve

despejados

por las máquinas

de los lugares

con más tránsito y eran

las bicicletas que seguían

circulando, con esa alegre

falta de pasión, incluso

en las circunstancias

más adversas.

 

 

Fotografía: Gordon Parks

 

 

 

17/12/2012 01:13. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121217011834-sibylle-bergeman-2.jpg

 

Es difícil ilusionarse, se dice.

 

Muchos prefieren la risa floja y las frivolidades

en lugar de mofarse con violencia

de las fuentes del dolor

 

y de sus responsables de infames rostros.

 

¿Cómo revelar la arquitectura invisible

del poder y de la sumisión ramificada?

 

Que nada paralice tu voluntad

aunque cabalgues a lomos de una conciencia

paradójica y quebrada,

en el filo cortante de la navaja y del concepto.

 

Hay tareas ingratas

y hay transitorios emplazamientos, ambulantes.

 

Propicia tu celebración -aunque clandestina-

de las escaramuzas ganadas

en la nebulosa infinitud, muerde esa pulpa

merecida

 

en el afán de un nuevo y obsequioso jardín.

 

 

Fotografía: Sybille Bergeman

 

 

17/12/2012 01:18. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121217214224-anton-corbijn.jpg

 

Hoy no he leído ninguna noticia

de suicidios, violaciones u otros

actos de terror cotidiano y de

dimensiones tan planetarias que

uno hasta se compadece de

quienes simplemente cultivan

el mal en sus negras cavilaciones.

 

Seguro que no han dejado de

perpetrarse por muchos esfuerzos

que yo haya hecho por pasar

página, por mirar a otro lado

o por desear que una brisa tibia

me acariciase el rostro que sí,

quiere mostrarse más positivo

cada día.

 

 

Fotografía: Anton Corbijn

 

 

 

17/12/2012 21:42. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121217223013-mirolsva-tichy.jpg

 

Puedo afirmar con total exactitud

y sin miedo a equivocarme

que me nutrías tanto de cometas

en el estómago cuando ocupabas

la ubicuidad de mis operaciones

cotidianas,

 

como ahora que sólo puedo aspirar

a la tersura de tus extremidades

y a tus globos aerostáticos

en las fechas concertadas

con la suficiente

antelación.

 

 

Fotografía: Miroslav Tichỳ

 

20121218172932-gloria-rodriguez-4.jpg

 

El mundo está muy dividido.

 

Uno se asoma ahí fuera

y no encuentra más que ultrajes,

la administración sádica y tortuosa

de un sufrimiento inconcluso,

una historia sangrienta

abanderada por quienes ostentan

los cetros del mando.

 

Después uno le toma el pulso

a sus sueños y no halla

más que cuerpos voluptuosos,

manos delicadas y tiernas

apaciguando todo temor y vacío,

una lengua sabia e irónica

que mantiene a tu inteligencia

en constante estado

de turbación.

 

Hay que denunciar esa brecha

y esclarecer, por fin, el lado

de la barricada por el que tomamos

partido.

 

 

Fotografía: Gloria Rodríguez

 

 

18/12/2012 17:29. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121219011253-tina-barney.jpg

 

A media mañana

toda la tercera edad

y yo nos ponemos

a remojo en la piscina

municipal.

 

Practicamos el nado

con constancia

y, sobre todo ella,

sin prisa alguna

por alcanzar

el extremo opuesto

de cada largo.

 

No tengo más remedio

que adaptarme

a su velocidad

y parsimonia,

o acelerar en los huecos

que van quedando

en cada calle.

 

Se conversa poco,

se trata de un deporte

muy introspectivo

y casi sin hablar

cedes el espacio

o descansas hasta

que se aminore

la congestión.

 

Por mucho que difieran

nuestros cuerpos,

con estos rituales

me someto a una gran

cura de humildad:

todos somos

sucedáneos

de los peces

y qué pasajera es

nuestra arrogante

juventud.

 

 

Fotografía: Tina Barney

 

19/12/2012 01:10. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121219105558-lewis-hine.jpg

 

Me adviertes de lo pernicioso

que es encerrarse en casa sin

cultivar una mínima vida social.

 

Temes que desarrolle un nuevo

caparazón por encima de la piel,

de la ropa y de otros intangibles

emocionales por culpa del laberinto

lúgubre -mas lleno de palabras floridas-

en el que incurro con cierta

atracción masoquista.

 

Sabes que detesto la adicción

al trabajo, la disciplina impuesta

y toda autoridad, pero desconfías

de verme conectado a la máquina

hasta altas horas de la madrugada.

 

Yo también me burlo de mí mismo

y preconizo una vida más disoluta,

por lo que sospecho que la diligencia

laboral y el oscurantismo de mi

espíritu no son cualidades innatas

sino fruto de muchos golpes

y de presentir que, en el fondo,

desde que te fuiste,

todo está perdido.

 

 

Fotografía: Lewis Hine

 

 

19/12/2012 10:55. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121220105532-tumblr-m9jsqmr7rr1rqrrp2o1-500.jpg

 

Elogio de la donación

de sangre, órganos,

alimentos, abrazos,

palabras de consuelo,

palabras de aliento,

palabras sabias,

palabras inútiles

y otras básicas

necesidades

sustraídas

al imperio

del vil metal.

 

 

20/12/2012 10:55. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121220105738-tumblr-luttp0tnok1qb8vpuo1-500.png

 

Elogio del caminar

entre lo borroso,

a tientas,

mediante croquis,

esbozos,

augurios

y nociones

que prefiguran,

y elogio de las ciencias

que pretenden

la exactitud

y la gloria

de tocar el cielo

a través de sus

humildes

certezas.

 

 

20/12/2012 10:57. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121220110015-jil-sander.jpg

 

Todo el amor

es el amor de ahora.

 

El de ayer, sujeto a la traducción

infinita de lenguas sedientas.

 

Del amor por venir mejor será ocuparse

cuando aterrice y se encarne.

 

 

Fotografía: Jil Sander

 

 

20/12/2012 11:00. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

un poema de Ramón J. Soria

20121220141751-alex-webb.png

 

VENDRÁN TIEMPOS MEJORES PERO NO NOS IMPORTAN,

la vida es el presente, el instante que late,

los minutos de hoy y de mañana.

Quienes nos venden la fábula

de futuros mejores y lejanos,

de aguantar los mordiscos

por un "quizá mañana",

son los de siempre, ellos.

Los que robaron almas, tiempo,

trabajo, besos, vidas y palabras

y nunca saborearon carestías, asperezas,

vacío, pobreza y desamparo.



VENDRÁN TIEMPOS MEJORES PERO SERÁN AHORA,

la vida es estar juntos, el instante en la calle,

los días de encontrarnos y de reconocernos.

Quienes nos venden la trampa

de que sigamos mudos y obedientes,

de aguantar la historia entera

por un "quizá mañana",

son los dueños de todo o casi todo,

Los que mataron a Peter Pan, Corto Maltés, John Silver

y hasta al capitán Ahab y su ballena,

la imaginación de nombrar el porvenir,

la libertad del pan,

el amor a destajo,

la hermandad de los hombres,

las mujeres, los perros, las estrellas.



VENDRÁN TIEMPOS MEJORES PERO HABRÁ QUE LUCHARLOS

como siempre contigo y también con el otro,

la otra, el extranjero, la extraña y el que fuimos,

y brindar con memoria y con buen vino

por el tiempo de hoy, por ti, por mí,

por los que llegan, por la tierra que da,

el aire que regala, el sol que nos conmueve,

y sobre todo por hoy, por no demorar nada,

que la vida es ahora solamente.

Que la vida es ahora, en este año.



Ramón J. Soria [http://gastropitecus-gloton.blogspot.com.es/]



Fotografía: Alex Webb

20/12/2012 14:17. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

expulsar el desorden

20121220231540-mariko-okada.jpg

 

Dice que escribir

es una forma

de expulsar el desorden

insoportable

que se acumula

en su interior.

 

Lo que me maravilla

es que tanto desorden

se pueda transformar

luego en bellas

expresiones engarzadas

entre cada uno

de los oídos

que llega a estremecer.

 

Es tan evidente

ese salto mortal

-y el milagro

de salir airoso

del mismo-

que me pregunto:

 

¿a quién se le habrá

ocurrido pensar

que este oficio

consistía en buscar

las pepitas de oro

en alguna lejana

frontera?

 

 

Fotografía: Mariko Okada

 

 

20/12/2012 23:15. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121220232851-tumblr-mbwjbi6wir1qzwe7eo1-1280.jpg

 

Escribo tu nombre

varias veces al día.

 

Ni con esas consigo

aplacar el significado

de la distancia.

 

 

20/12/2012 23:28. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121221013216-gloria-rodriguez-7.jpg

 

¿Pero qué tipo de mundo

estamos dejando como legado

a quienes van incorporándose

-irreverentes-

sin pedir permiso para nacer

ni -inocentes-

portar responsabilidad alguna

en su alumbramiento

y no digamos ya

considerando

que -en tanto sujetos pasivos-

ni siquiera han gozado

de acceso previo

a informes rigurosos y solventes

acerca de lo que aquí

les aguardaba?

 

¿Alguien se ha acordado

de que queden árboles

y semillas suficientes

mientras se habilita

el puente aéreo

para importar

la fotosíntesis

y el agua pura

del edén

de algún otro

planeta?

 

¿Y, por cierto, cómo

tenemos la reserva

de camas, techos,

medicinas y personal

auxiliar de cuidados

intensivos para los más

de siete mil millones

que no podrán irse

de vacaciones

a contemplar uno

de esos paradisiacos

agujeros negros

del espacio?

 

Sin ánimo

de exhaustividad:

¿seremos capaces

de recuperar alguna

dignidad inteligible,

algún derecho

o guía de conducta

a partir de las cenizas

y añicos

en que acabaron

convertidas

aquellas páginas

de papel centenario

donde se inscribían

hermosas

palabras de libertad,

igualdad, etc.?

 

 

Fotografía: Gloria Rodríguez

 

 

21/12/2012 01:32. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121221195123-elio-ciol.jpg

 

Cuando bajo la cuesta

de la Casa de Campo

-ahí por las seis

de la tarde, en pleno

mes de diciembre-,

serpenteando hasta

los llanos de ese estanque

grande con piraguas,

barcas de recreo y

visitantes a propósito

-porque esto queda

un poco en la periferia-,

veo cómo se refleja

el sol poniente sobre

el perfil desigual y

bronceado de los edificios

con orientación oeste,

con sus miradores

hacia esta masa arbolada

y hacia el fresco espontáneo

de nubes morosas

y pintonas que conforman

las llamadas vistas

privilegiadas y

que dotan de precio

inmobiliario

a las susodichas

propiedades.

 

Entonces pienso

en Oslo y

en Estocolmo,

en esas pocas horas

de luz nórdica,

por muy boreal

que se tiñan a veces

sus auroras,

y en cómo será

vivir en el exilio

de veras,

sin impostura

literaria que valga,

acorralado

por una nieve

persistente,

empujado por

la inercia del frío

y de las ventajas

del Estado

de Bienestar

a mis refugios

solitarios,

aún más,

si cabe.

 

Entonces ya no

hay día en que

no observe el lago,

los piragüistas

y los paseantes

atribulados,

con una especie

de nostalgia

injustificada,

como si hubieran

desaparecido ya,

como un tesoro

que me había tocado

en suerte

y que ahora está

a punto

de enterrarse otra

vez en el viejo mapa

porque alguien

con quien no quiero

identificarme

ha comprado

ya el billete

de ida.

 

 

Fotografía: Elio Ciol

 

 

21/12/2012 19:51. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121221195752-robert-lebecks.jpg

 

Del ayer sólo se escucha un enjambre

de habladurías.

 

No menos que las esforzadas

por interpretar el presente.

 

Hacia adelante el mundo está lleno

de simpáticos ilusionistas

y no pocos,

sobradamente peligrosos,

profetas.

 

 

Fotografía: Robert Lebecks

 

21/12/2012 19:57. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

un poema de Antón Castro

20121221201854-josema-carrasco.jpg

 

Ilustración: Josema Carrasco

21/12/2012 20:18. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

20121221221628-elia-costa-6-bis.jpg

 

Para nada en particular,

pensaba, quizá tan solo

para acompañarte,

abriendo un poco

mis ventanas, aireando

algunas intimidades

pero sin mayores

pretensiones por mi

parte. Esto no va

de convencer y si

te sonrojo o turbo

posiblemente será

porque algo oscuro

me ha sobrecogido

a mí antes.

 

Esto pensaba mientras

escuchaba primero

"my favourite things"

y luego el disco entero

de "blue train" porque

Coltrane nunca pasa

de moda y hace juego

con las cortinas

y es viernes y al final

me he quedado en casa

y hay mucho vacío

alrededor así que

la música nunca

estorba, y, además,

requiere mucha

menos concentración

que la lectura de poemas

enigmáticos,

por no hablar de esas

poéticas en las que

te topas con las más

insólitas respuestas

al porqué de tanta

verborrea.

 

 

Fotografía: Elia Costa

 

 

 

21/12/2012 22:14. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121221223618-553980-2957993689495-876101555-n.jpg



Puedes llegar a este poema

porque sufres un serio ataque

de desolación

o por todo lo contrario, porque

te inunda un fervor vital o amoroso,

como sucede con tan poca frecuencia.

 

Y aquí únicamente hallarás

las mismas preguntas

pero con otras palabras.

 

 

21/12/2012 22:36. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121221230520-anita-leisz-2.jpg

 

Lo más difícil es la sinceridad.

 

Para comunicarla exquisitamente

antes hay que haber ahondado

mucho dentro de uno

y haberse arrancado

muchas malas hierbas.

 

Cuánto hubiéramos ganado

si en lugar de tanta verdad

nos hubiéramos contado

más secretos al oído.

 

 

Fotografía: Anita Leisz

21/12/2012 23:05. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121221235113-wolfgang-tillmans.jpg

 

Primero me decías que aquellos versos

rezumaban pasión, juegos florales y no sé

qué otros logrados artificios

que nos conducían rápidamente

a desnudarnos y a follar como si se acabase

el mundo unas horas más tarde.

 

Después me decías que muchas figuras

estilísticas y demasiados conceptos

obtusos invadían los presuntos poemas

y que debía hacer un esfuerzo

por salir más y divertirnos

y que el tiempo ya haría

su trabajo sucio.

 

Ahora que me desvelo

por escribir mensajes más transparentes

y directos, hace mucho

que has cambiado

de género literario.

 

 

Fotografía: Wolfgang Tillmans

 

 

21/12/2012 23:51. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121222102126-alyssa-monks-1.jpg

 

En alguna ocasión leí que Pessoa

-como tantos otros delirantes-

ni dormía ni comía apenas

a lo largo de varias jornadas

de compulsiva escritura, a modo

de vómito, frenesí, alucinación.

Un estado mental a todas luces

inducido de forma premeditada,

al menos en su fase detonante

por mucho que perdiese el control

durante tamaña sobredosis de vigilia,

lo que conozco muy bien después

de haberme acercado tiritando

hasta esos mares embravecidos

y sedientos de una nueva

víctima para los peces,

que comen de todo.

 

 

Ilustración: Alyssa Monks

 

 

22/12/2012 10:19. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121222102345-cintiamassafra2bis.jpg

 

Has dicho tantas mentiras

mezcladas con verdades

que te cuesta discernir

cuál era el diente postizo.

 

La persecución de la belleza

nunca sale gratis.

 

 

Fotografía: Cintia Massafra

 

 


22/12/2012 10:23. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

cuatro poemas de Karmelo C. Iribarren

20121222103007-peter-hapak.jpg

 

LA FÓRMULA

 

Hay que estar preparados para lo peor

y disfrutar de lo bueno.

Esa es la fórmula.

Saber que nada es duradero;

que la palabra siempre

es engañosa, falsa, equívoca;

que lo que hoy nos une eternamente,

mañana será polvo, odio quizás, historia de la mala;

que la vida se venga en la felicidad.

Saber que será así, o podrá serlo.

Y vivir como si el tiempo nos debiese algo,

como si fuese nuestro,

exigiéndole al contado lo que nos pertenece.

 

 

EL DÍA DE MAÑANA

 

Acabaremos cansándonos del amor,

o él se cansará de nosotros,

es simple ley de vida.

Por eso te digo

que sería conveniente

que empezáramos a aficionarnos

a los puzzles, o que aprendieses

a jugar con el ordenador.

La vejez dura mucho últimamente,

y además empieza antes.

No quiero que el día de mañana

me responsabilices

del páramo que nos espera.

 

 

PARA EL ODIO Y LA GUERRA SIEMPRE HAY TIEMPO

 

Es falso,

entre un hombre

y una mujer

no cabe perdón alguno.

Por más

que sigan juntos,

y que las cosas les vayan bien

-mucho mejor incluso

de como suelen irnos

las cosas normalmente-,

la pequeña fisura seguirá abierta

en su memoria, esperando

a que los días duros lleguen,

para partirlos en dos.

 

 

DE COPAS CON CIORÁN

 

Con los días contados,

chaval, así vivimos

todos. Esperando

a que nos tachen

de la lista. Distrayendo

la espera con tragos

y canciones. No hay más.

Puedes llorar o morirte

de risa. Como prefieras.

 

 

Karmelo C. Iribarren, Serie B (1998)

 

 

Fotografía: Peter Hapak

 

 

22/12/2012 10:30. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121222161939-tumblr-mbdrm4mpeh1qznczoo1-500.jpg

 

Si yo escribo, mi amor:

 

"Mientras le pedía un kilo de aguacates,

medio de mangos y cuarto de champiñones,

las curvas de aquella mujer

hacían temblar vigas y columnas

de dos tercios del mercado de abastos.

 

Me descolocaba tanto su sonrisa generosa

como una doble limosna a un mendigo

que acabé por seguirle el juego

e invitarla a probar en mi casa

una ensalada de frutas

y un pescado al horno,

por eso de las proteínas

y para que no se aburriese demasiado

de mí a las primeras de cambio..."

 

No te creas ni una palabra

del cuento, por favor.

Tú ya sabes cuáles son

las reglas de este oficio.

 

Aunque, hay que reconocerlo,

la frutera estaba muy buena.

 

 

22/12/2012 16:19. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121222162610-casariego-pernambuco2.jpg

 

Un día me regalaste aquel libro

de Casariego con su poesía completa

-"poemas encuadernados"- y creo que

se me saltaron las lágrimas, o se

colocaron un poco al borde, como

si hubieras descubierto en mis

elogios de aquel inventor de poemas

alucinatorios y sarcásticos, algunas

de mis taras infantiles, mi escondida

fragilidad y los ojos como platos

ante el mundo que no existe y,

sin embargo, está para comérselo.

 

Sabías mi rechazo a los volúmenes

gruesos porque no caben en los bolsillos

cuando vas al parque, a la playa

o a los bares, pero con ese y otros amigos

platónicos merece la pena

hacer una excepción.

 

 

Ilustración: Pedro Casariego Córdoba

 

 

22/12/2012 16:26. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121222171533-562856-2656770479103-1823861433-n.jpg

 

Imagino que todos mis compañeros

de trabajo estarán buscando la página

en donde les pongo a caldo, critico

sus ambiciones ridículas y me pinto

a mí mismo como a un ser superior

que nunca ha puesto una zancadilla

a nadie y que se deja la piel en la

inmaculada misión de aunar

ciencia y compromiso social.

 

Ojalá las cosas fueran tan simples.

 

22/12/2012 17:12. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121223122935-gloria-rodriguez-5.jpg

 

Anotas disciplinado

las citas en la agenda,

pero haces caso omiso

a las alarmas. En realidad,

siempre has odiado

madrugar.

 

Colocas en el escritorio

los documentos y carpetas

más urgentes como si eso

bastara para conducir

tus prioridades. Y no,

ni aunque parpadeasen

con luces de neón.

 

Al correo electrónico

le atribuyes etiquetas

de colores y estrellas

radiantes, archivas

el que ha caducado,

a veces por abandono

o desnutrición,

como un perro

huérfano, porque,

en el fondo, sabes

que da igual, que no

le prestarás la más

mínima atención.

 

Es extraño este orden

compulsivo, la efímera

tranquilidad que da

y la traición constante

que le infliges, como

si otras obsesiones

más inclasificables

guiaran de verdad

tu conducta.

 

 

Fotografía: Gloria Rodríguez

 

 

 

23/12/2012 12:29. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121223131008-tumblr-lp848jz9um1qhoviro1-1280.jpg

 

No necesitaba fumar

ni emborracharme

ni deambular contra

el sueño por calles

desiertas hasta que

cerraban los bares,

no intenté suicidarme

ni tener broncas

o peleas de estúpida

virilidad, no mandé

a la mierda a mis jefes

tantas veces como se

lo merecieron,

no me vengué jamás

de mis ex, ni siquiera

en justa correspondencia,

no dilapidé la fortuna

que, además, no tuve.

 

Y, sin embargo, por

muchas otras razones,

permanezco en el mismo

lado salvaje.

 

 

23/12/2012 13:10. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121223143602-426929-3275470406588-1262286582-3465463-1154863041-n.jpg

 

Me gustan mucho

los besos furtivos

y robados en momentos

de normalidad, entre

la masa de gente

más o menos anónima,

o en medio de eventos

aburridos y formales.

Esos que se extravían

del plan de actividades

previsto y que te pillan

por sorpresa,

desarmado y feliz,

que no son adjetivos

antónimos, que yo sepa.

 

También me agrada

que sean apasionados,

incluso tipo ventosa

o tornillo -complementados,

si se quiere, con las manos

sujetando la nuca-,

pero dejando un rastro

de silencio tras de sí,

como esa música

que se frena en seco

y no sabes si continuará

de nuevo y tu respiración

entrecortada se conecta

rauda con tu cerebro

imaginando los siguientes

acordes mientras te relames

la miel de los labios.

 

Los otros, los besos

rutinarios también cumplen

su función fática -la de

mantener el vínculo-,

qué duda cabe, pero

tienen muchas flores

que envidiar a los

arriba mencionados.

 

 

23/12/2012 14:36. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121223154234-gloria-rodriguez-3.jpg

 

A veces también puedo mantener

una conversación normalmente.

 

Incluso por teléfono.

 

Me sorprendo mucho a mí mismo.

 

 

Fotografía: Gloria Rodríguez

 

 

23/12/2012 15:42. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121224140738-gloria-rodriguez-2.jpg

 

No lo volveré a hacer.

 

No compraré más gardenias

al objeto de decorar la casa

con algo de verde y colorido.

 

Esta planta es terriblemente

sensible y a la más mínima

contrariedad en sus dosis

precisas de agua, abono,

luz y temperatura,

se marchita sin remedio,

casi orgullosa,

como ejemplo indiscutible

del suicidio narcisista.

 

Y, para colmo, está

la maldita profecía

del bolero.

 

 

Fotografía: Gloria Rodríguez

 

24/12/2012 14:07. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121224142423-erwin-blumenfeld.jpg

 

Hoy toca recordar la lección

de Roman Jakobson acerca

de la función metalingüística.

 

Aunque sea duro reconocerlo,

por debajo de los abalorios

y de los juegos de palabras,

escribo para que me quieras.

 

Tú, sin embargo, aceptas

el poema como irrefutable

prueba de amor.

 

De ahí que surjan tantos

malentendidos.

 

 

Fotografía: Erwin Blumenfeld

 

 

24/12/2012 14:24. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121224154930-carmen-navarrete-la-bella-indiferencia-1996.jpg

 

Muchos ensalzan el amor

aquí y ahora.

 

Muy pocos se sustraen

a los encantamientos de serpiente

y no cesan en su inventiva

de futuros proyectos

en común.

 

Quizá todo se reduzca

a mantener vivas las preguntas

igual que se mantiene erguida

la serpiente:

¿qué es esto aquí y ahora?

¿qué nos puede deparar

como sigamos así?

 

 

Fotografía: Carmen Navarrete

 

 

24/12/2012 15:49. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121224224112-gloria-rodriguez-6.jpg

 

En nochebuena -que no entiendo

por qué debe ir con mayúsculas

ni por qué debe ser buena, o,

más bien, digamos, que no quiero

entenderlo-

 

                        ni se te ocurra salir

a pasear por las calles fantasmagóricas,

ni te hagas el despistado dejando

entrever que estás en tu casa al socaire,

ni escribas por ahí cualquier improperio

que denote tu animadversión a este

orquestado maquillaje

de la infelicidad

rampante.

 

¿Qué grado más bajo

del ser asocial

se te podría atribuir?

 

 

Fotografía: Gloria Rodríguez

 

 

 

24/12/2012 22:41. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121225115547-bruno-barbey.jpg

 

Para escribir un poema breve, hoy,

existen tres opciones.

 

Decir que tienes poco tiempo

porque tu madre te espera

para comer y ya hacía mucho

que ni la llamabas.

 

Echar de menos a la mujer

que amas locamente a pesar

de que hace solo unas horas

que os despedisteis y sigues

temiendo que sea

para siempre.

 

Volver a esta inútil adicción

de la literatura y recordar

la cantidad de papel en blanco

que derrochan los editores

para acoger apenas el aliento

de unos versos breves.

 

 

Fotografía: Bruno Barbey

 

 

25/12/2012 11:55. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121225124634-felipe-benitez-reyes.jpg

 

Hay temporadas en las que me siento poseído,

embarazado de versos que pugnan por ver la luz,

aun sin mi consentimiento.

 

Ocupan un espacio liminal del cerebro sin atisbo

de vergüenza alguna y no me permiten pensar

si no es para dar caza a las palabras e ideas

que manan de otras bocas.

 

Casi no presto atención al contenido de lo que leo

o de lo que me cuentan pues no puedo librarme

de esa gimnasia mental ahí dentro, lejos,

donde toda la materia es dúctil y susceptible

de acabar en estas cenizas.

 

Mentiría si afirmase que soy del todo inocente

por practicar estas flexiones.

 

¿Qué interés tendría la vida, en todo caso,

sin una pizca de fingimiento?

 

 

Ilustración: Felipe Benítez Reyes

25/12/2012 12:46. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

lucha de clases

20121225183743-michal-chelbin.jpg

 

Es suficiente

con darse una vuelta

por Serrano o por

el Paseo de la Castellana

para convencerse

de que toda esa

abundancia

no se va a repartir

por las buenas,

así como así.

 

Ya sé que todas

esas niñas bonitas

-con sus faldas

aplisadas y sus medias

sin carreras-

llorarán de lo lindo.

(Qué le vamos

a hacer.)

 

Nada que ver,

en todo caso,

con nuestras estoicas

plañideras.

Seculares

y milenarias,

incluso.

 

En fin, no es ahora

momento para

flaquezas.

 

 

Fotografía: Michal Chelbin

 

25/12/2012 18:37. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121225185408-36605-429928957055711-793869218-n.jpg

 

Rectificación:

nada de aquello aconteció,

mi amor.

 

Apenas miré sus ojos fulgentes

cuando me inquirió con pícara

inocencia: "¿deseas algo más?"

 

No recuerdo ni el terciopelo

de su voz mientras

me despachaba ágil

y yo musitaba

lacónico

mis respuestas

funcionales.

 

Sólo comencé a imaginarme

la voluptuosidad

de su figura

una vez que caminaba

de vuelta casa

intentando rehacer

el puzzle

de la turbación.

 

Después almorcé solo,

como de costumbre,

leyendo a la vez

un libro y la pantalla

del ordenador,

sedienta,

palpitando.

 

Así cumplí mi cupo

diario de escritura

y de onanismo,

mi amor.

 

Debes comprenderlo.

De algo tenemos

que vivir.

 

 

20121225190800-unknown-pleasures.jpg

 

Me dijiste que tenía suerte,

que al menos yo tenía

la escritura como terapia

y que así cualquiera

supera un contratiempo

sin albergar intenciones

suicidas ni deprimirse,

total, en un texto cabe

almidonar las rupturas

sentimentales, maquillar

a tus muertos

a conveniencia,

reírte de las cuchilladas

traperas que no alcanzaron

tus órganos vitales

y que provenían

de esos seres cercanos

que considerabas

inexpertos en tales

artes.

 

Menos mal que yo nunca

he confiado tanto

en este pozo

sin fondo.

 

 

25/12/2012 19:08. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121225194141-jimena58.jpg

 

En lugar de citas

pedantes para complacer

a tirios y troyanos,

prefiero la anécdota

de los héroes caídos.

 

Como aquella apócrifa

que decía que el libro

más cojo y tuerto

de Benedetti, una suerte

de haikus de libre

configuración,

hacía las delicias

de los ejecutivos

que viajaban en

business y que jamás

hubieran digerido

más de tres líneas

de denuncia

en verso,

de lírica combativa

contra la tortura

generalizada

y la complicidad

de esos mismos

acomodados

lectores

y enemigos

de clase.

 

Aparte del ostracismo

voluntario,

qué podríamos hacer

para que estos poemas

les repugnen

si es que llegan a caer

en manos tan limpias

y en tan sucias manos.

 

(Dejando al margen,

pelillos a la mar,

que por error y overbooking

a más de un poeta punk

-etiqueta canalla

con no poca impostura-

nos han reubicado

alguna vez en primera

y no hemos dicho

ni mu, faltaría más.)

 

25/12/2012 19:41. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121226094457-fuencarral-4.jpg

 

Mi madre reside

en un barrio triste

de Fuencarral (Madrid),

una de esas colonias

pobres construidas

bajo la dictadura,

con diseño obrero

de lo más sobrio

pero que las flores

y jardineras

se han encargado

de ornamentar

con su ritmo lento

y firme si se lo juzga

en comparación

al abandono

premeditado

y con alevosía

de las autoridades

competentes

a lo largo de todas

estas décadas.

 

Ha vivido en otros

barrios de mejor

condición, pero este

le quedaba cerca

del trabajo y se mudó

ahí sin importarle

en exceso la vejez

de sus vecinos,

la población

extranjera siempre

desplazada a

alguna periferia,

la juventud

en paro

con una lata

entre las manos

o haciendo

sus trapicheos,

los bares

grasientos,

las peluquerías

con sus chismes

y esos colmados

sombríos

que parecen

anclados

en otra época.

 

Al principio

alquiló incluso

el que fuera

el piso de mi

admirado

profesor

Jesús Ibáñez,

catedrático

íntegro y sabio

que siempre

renunció a lujos

superfluos

y que elaboró

su crítica mordaz

y sociología

desde esta humilde

guarida.

Después se fue

unos portales

más arriba

en la misma calle

y yo la acompañé

unos meses

como para saldar

mis cuentas

filiales

y aprovechar

la oportunidad

exploratoria

de estos márgenes

urbanos.

 

Ahora voy poco

por allí,

a comer

en alguna fecha

señalada,

y a reconocer

en vivo

esas líneas

de violencia

que subyacen

a toda ciudad.

 

 

20121226173800-henri-cartier-bresson-palerme-italy-1971.jpg

 

También escribo

cuando estoy contento.

 

Tal vez, menos, pues esa musiquita

bailonga que llevo a todas partes

no deja de distraerme.

 

 

Fotografía: Henri Cartier-Bresson

 

26/12/2012 17:38. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121227014400-ana-nieto-1.jpg

 

Ese hombre, Wim Mertens, me fascinó

como si no fuera real, su voz no tenía sexo

ni edad, sus cadencias al piano proyectaban

el ensimismamiento de los pájaros y de las nubes

en nuestra perplejidad de humanos mortales

luchando sin certezas por un placer o un amor

que se alimenta del aire.

 

Es ese tipo de música el que arraiga

en mi deambular medio feliz

y medio atolondrado.

 

 

Fotografía: Ana Nieto

 

 

27/12/2012 01:44. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121227153912-sibylle-bergeman.jpg

 

Hay cosas, personas y palabras

que se cruzan en tu camino

sin haber salido a buscarlas,

que te regalan su presencia

y te invitan a contemplarlas,

amarlas y entenderlas,

no necesariamente

por ese mismo orden

ni en biunívoca

correspondencia.

 

Una de dos: o el azar

es un dios poderoso,

o mi voluntad muy

impresionable.

 

 

Fotografía: Sibylle Bergeman

 

27/12/2012 15:39. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121227223945-henri-cartier-bresson-1992-by-martine-franck.jpg

 

Me tomas una fotografía.

 

No es natural, no puede serlo

desde que sé que estás ahí

en frente o en diagonal

con tu cámara.

 

Tampoco sé quién soy,

quién seré cuando quede

congelado en una imagen.

Nadie, ni siquiera quien

tú pretendes que sea.

 

Aún a sabiendas de ello,

me das consejos, disparas

cuando menos me lo espero,

piensas en mí de una manera

desconocida.

 

Tú tampoco eres la misma.

Te retengo en mi memoria

mientras me apuntas

con tu mirada.

 

 

Fotografía: Martine Franck

 

 

27/12/2012 22:39. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121227231248-sakiko-nomura.jpg

 

Para qué inventarnos

una vida llena de desdichas

y calamidades.

 

Podemos ser igual de atractivos

con nuestra resistente

pequeñez.

 

 

Fotografía: Sakiko Nomura

 

 

27/12/2012 23:12. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

Lhasa

20121228012939-lhasa-de-sela-lhasatop3.jpg

 

"Don’t you tempt me with perfection.

I have other things to do."

 

Lhasa de Sela, I’m going in

 

 


27/12/2012 23:29. ateopoeta #. las poesías de otros/as No hay comentarios. Comentar.

20121228013200-camen-marchena.jpg

 

Escribir artículos científicos

me exaspera.

 

Es como arrastrar una piedra

gigante cuesta arriba

con tus solas manos.

 

Su masa contra tu voluntad.

La inclinación del camino,

la cima invisible,

los interminables obstáculos

que pueden ser otros guijarros

de menor tamaño.

 

A mitad del trayecto siempre

arrecia una tormenta

de críticas

desalentadoras.

 

Dan ganas de tirar la toalla.

De disfrutar viendo rodar

esa mole montaña abajo.

De deleitarse con las vistas

oceánicas que proporcionan

las alturas.

 

Si no has sucumbido a las trampas

tendidas, a la retórica

o a las múltiples distracciones,

puedes alcanzar

una meta volante.

 

Y enseguida divisas cumbres

más altas y lejanas.

 

Y no das crédito

a la piel que te has dejado

en la partida.

 

Y, no obstante,

continúas albergando

la misma vana ilusión

de dotar de transparencia

al mundo.

 

 

Fotografía: Carmen Marchena

 

 

 

20121228164513-lhasa-de-sela-accueil.jpg

 

El día transcurre monótono,

el frío y el sol hacen su trabajo,

la portera canta mientras

le saca un brillo reluciente

a esos pasillos blancos,

los porteadores chinos con su

trasiego de cajas de cartón,

la radio exhala sus voces

a vuela pluma.

 

¿Por qué pienso entonces

en esas horas finales

que preceden a la muerte?

 

 

28/12/2012 16:45. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121228171130-lhasa-de-sela-lhasadesela4.jpg

 

Aquella mujer nació en el norte de América

pero su nombre, Lhasa, provenía

de la cordillera del Himalaya por un capricho

materno. Ese inesperado viaje espiritual

debió de apropiarse de su voz cálida

y rasgada confiriéndole el don

de limar lo superfluo.

 

Murió joven, víctima de un cáncer de pecho,

una traición de la naturaleza animada

con la que había entablado

un pacto melodioso.

 

De todas las instantáneas sonrientes

que se registran de ella y de sus versos,

me quedo con esos dos:

"no me tientes con la perfección,

tengo otras cosas que hacer."

 

Ni la perfección del amor

ni de la muerte.

 

Nosotros siempre coincidimos

a deshoras.

Nos arrastra la anomalía.

 

Nos extrañamos.

 

 

28/12/2012 17:11. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121228172250-305422-230253383773128-1944670118-n.jpg

 

Ya vendrán otros libros.

 

No pretenderás que quepa

todo el mundo

en uno solo.

 

 

28/12/2012 17:22. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121228215802-d515b14ffbfd36297fe213ca62ac36cc52655415-m.jpg

 

De todas las plantas

que siguen vivas

en mi casa, el ficus

es la que más me

intriga.

 

No demanda mucho

líquido elemento

y crece con

exquisita

parsimonia.

 

Pero he visto notorios

ejemplares en los parques

del sur y sospecho que el mío

amenaza con una selva

tropical.

 

28/12/2012 21:58. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121228222817-marina-dias-02-thedoppelganger-thumb.jpeg

 

Lo extraordinario acontece.

 

Para apreciarlo,

antes hay que sucumbir

a la prolongada tiranía

del tedio.

 

 

Fotografía: Marina Dias

 

 

28/12/2012 22:28. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121230193919-anja-buhrer.jpg

 

Me preguntas acerca

de mis intimidades

como si fuera sencillo

enunciarlas sin

balbucear,

sin temblar

como el árbol

sacudido por el tren

que pasa a su lado.

 

Sabes que me duele

el niño que sollozaba,

todavía,

después de tanto tiempo.

Que me duelen

los dolores ajenos

y su grito

tan a menudo

insoportable.

 

Sabes, por último,

que me duele

la conciencia

de la soledad aterida,

la no deseada,

la que permanece

como los posos

y precipitados

en el líquido

de esta vida

turbulenta

con tantas compañías

aparentes.

 

Lo que me entusiasma

prefiero que lo descubramos

juntos.

 

 

Fotografía: Anja Bührer

 

 

 

30/12/2012 19:39. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121230194905-manuel-toro.jpg

 

Las dedicatorias

en el frontispicio

pueden sonrojar

y también empalagar.

 

Aunque agraden

a su destinatario,

dejan una huella semejante

a los relatos ostentosos

de las vacaciones.

 

A quiénes conocemos,

en cuántos lugares hemos

aterrizado.

(¿Y tú de quién eres, chaval?

Repetían en el pueblo

hasta la saciedad.)

 

Nos inventamos un currículo,

sumamos nombres,

nos presentamos en alianza

con un oscuro capital

social.

(¿Y quién puede saborear

un vínculo afín?)

 

Pero lo mejor ya se ha perdido,

irremisible,

y se estremecería la tierra

si alguien nos preguntara

por la luz única

de esos recuerdos.

 

 

Fotografía: Manuel Toro

 

 

30/12/2012 19:49. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20121230195256-ihei-kimura.jpg

 

Hay un río

circular,

inevitable,

en el acopio

de citas

eruditas.

 

Nos rendimos

a su magisterio,

al asombro

que nos produjeron

la primera vez,

como el beso

que besaba

nuestro pensamiento.

 

Después las entregamos

como una falsa moneda

cada vez que deseamos

suplir el vacío,

acompañar

a nuestras palabras,

a esas que nunca

serán capaces

de decir nada distinto,

por muchas piruetas

y malabares

que se nos ocurran.

 

 

Fotografía: Ihei Kimura

 

 

30/12/2012 19:52. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris