Facebook Twitter Google +1     Admin

ateo poeta

cachivaches, deseos, derivas y garabatos con los que darle un masaje a la vida, para que ésta nos recompense con creces // autodesplanifica [arroba] gmail [punto] com

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2014.

20141201080100-guangzhou-bn-17bis.jpg

 

Cicatrices de la batalla,

nostalgia del futuro inclemente,

flores pereciendo en la espuma

del océano.

 

La resonancia del temblor

más poderosa que toda

materia.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

01/12/2014 08:01. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141201083404-t1.jpg

 

Monosílabos,

palabras compuestas

o frases enigma

en el éxtasis

de la omisión.

 

Así eran sus

lacónicos

mensajes.

 

Debía pensar

que mi inglés

no se hallaba a la altura

de las circunstancias.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

 

01/12/2014 08:34. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141201133812-b-l-23bis.jpg

 

Cuando dos seres

en tránsito

se cruzan

virtuosamente,

no hay por qué

seguir el rumbo

original.

 

Y mucho menos

pensar, fuera ilusiones,

que el presente

es el destino

mejor.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

01/12/2014 13:38. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141201143719-j-4bis.jpg

 

Aunque no me crean,

yo la vi.

 

Domando los silencios

agudos.

 

La vi en su opacidad

deslumbrante, quién le

musitaría el galope.

 

En la fecha señalada

se duplicaría su mujer.

 

Las mariposas de su estómago

producían ardor transeúnte.

 

Siempre que venía hacia mí

su representación,

yo alcanzaba a oler su pelo

húmedo de bosque frondoso

meridional.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

 

 

01/12/2014 14:37. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141202123708-guangzhou-bn-6bis.jpg

 

Para escribir poemas

me ayuda mucho el estado

de enamoramiento salvaje.

 

Tanto como la conciencia

de soledad radical,

aguas turbulentas donde

las haya.

 

Supongo que la madurez era eso.

 

Cincuenta por cien

de optimismo sin garantías,

cincuenta por cien

de severa incredulidad.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

02/12/2014 12:37. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141203053028-j-20bis.jpg

 

Los labios ardientes

porque no han cesado

de explorar

a su presa.

 

Ellos, a su vez,

objeto de una antigua

e insaciable

pulsión.

 

¿Quién verterá

primero su jugo?

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

03/12/2014 05:30. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141203061542-guangzhou-bn-16bis.jpg

 

Hay secretos dulces

como golosinas

pereciendo

en la boca

con deliciosa

lentitud.

 

Hay otros pesados

como el plomo

o el mármol

por encima

de un cadáver

inevitable.

 

Por último se hallan

los huérfanos

del trauma

o del pudor,

esos abscesos

que desearíamos

extirpar.

 

Por lo que se refiere

a su persistencia

y propiedades

cromáticas

u olfativas,

debemos remitir

a las investigaciones

en curso.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

 

 

 

03/12/2014 06:15. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141204035837-t-nov-1bis.jpg

 

Aún no te has vestido

y te propongo tirar

algunas fotos.

 

Será breve.

Unas instantáneas

de las cenizas

del placer.

 

Sé que te irás.

Sólo es incierto

el cuándo.

 

Deseo retener

las sombras

de tu ideal.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

04/12/2014 03:58. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141204111623-b-l-18bis.jpg

 

Los dedos manchados de sangre.

Por qué no. Esa sangre cada mes,

puntual. Excrecencias corporales,

lo oculto, de lo que no hablamos

hasta que irrumpe. Matizas que no

es un flujo abundante. Enseguida

se esparce por la piel. Pinturas

rupestres, señales rojas. Más sed.

Dentro, fuera, en otro lugar.

Las imágenes superpuestas.

El pelo revoltoso. Sonríes

como un océano. No puedo dejar

de besar cada pliegue. Me mareo,

incluso. Siempre me ocurría

con la sangre, desmayos, imposible

dedicarme a la medicina. Ahora

está bajo control. Formamos un

cuadro pintoresco. Me has abrazado

tanto, hemos bailado. Está tu

cintura en mis horas muertas.

Impaciente. Sospechando de

mis anhelos. Ya hace frío.

Se acabó el tiempo de playa.

Tú nadas, no obstante, como

un delfín juguetón. En lo más

íntimo. No superficie. Y no sé

cómo acostumbrarme a estar

sin ti.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

 

 

04/12/2014 11:16. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141205052529-guangzhou-bn-10bis.jpg

 

Somos siempre herida,

fractura, corriente abajo,

pérdida continua,

inquietud, vértigo.

 

Lo que me maravilla

es que de ahí surja

potencia, curiosidad,

ilusión no vana,

alianzas.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

05/12/2014 05:25. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141222165400-c-10bis.jpg

 

Te dije que no creía

en el amor. Que no me fío

de esa locura transitoria.

De sus artimañas y golpes

de estado. Y lo tomaste

al pie de la letra. Y te

burlabas de mis canciones

románticas y tus piernas

desnudas recorrían los

espacios que antes eran

yermos. Luego, el tiempo

de oscuridad, la distancia

y volver reluciente como

un relámpago o un león

hambriento. Entonces no

sabíamos quién era el padre

o la madre que nos amputaron.

Qué dolor para siempre, sin

nadie. Mi deseo de jugar

con la niña intrigante que

hacía y deshacía el mundo

a su antojo. En esa lucha

cuerpo a cuerpo cada palabra

vale. Nada se gana de

antemano. Y amainarán los

ataques al corazón. Y nos

sustraeremos al exceso que

obstruye la escucha.

La ciudad es solo un punto

de anclaje, coordenadas.

Te dije que puedo amar

mientras tanto, al escribir,

al representarte. Sin heroísmos.

Sé de la amargura y de la

interrupción. Te elijo a la

fuerza, eres inevitable.

Era yo el incrédulo pero

a menudo, también, la

víctima.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

 

09/12/2014 12:05. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141212111709-t-nov-6bis.jpg

 

Tu amor abre una cuña en el frío

y me abrigas. Bebemos algo caliente

para reordenar las ideas. Lo nuevo

parece irreal. Lo mejor de la estación

son esos bancos de madera noble

junto a las repisas de mármol.

Has rejuvenecido, no sé como lo

consigues, desde la última vez.

Te sienta bien la maternidad.

Los árboles están pelados, esa es

su coraza en diciembre. Hay

escarcha en el suelo cuando nos

levantamos. Sé que no viajo a

ninguna parte. Los tranvías

se han quedado sin electricidad

y apenas se protesta. Cómo serán

los pies desnudos. Las manos

desnudas sin guantes en qué

idioma. En la extenuación del

beso recuperas el significado

y deseo que estuvieras aquí.

Amanece y varias alarmas

hacen su trabajo sucio. No hay

nieve que vaya a obstruir

la inercia. Esperar, desplazarse,

intercambiar, solicitar efectivo

en el cajero automático. Cuánto

de noche en el café que remueves.

Toda esta luz multiplicándose

y hasta dónde alcanza. El cielo

gris de esta ciudad no te hace

justicia.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

12/12/2014 11:17. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141212113459-img-1722bis.jpg

 

Enseguida descubrimos

que el amor no era una pieza

más de nuestros engranajes.

Tan pronto nos deleitaba

como nos era sustraído

sin compasión. En ese tira

y afloja, en ganar o perder,

residía su naturaleza

oscura e inconstante,

su perfil de abismo.

Apenas comercio o

igualdad. Más, unos planos

de obra, erigir tabiques,

cimientos, estructuras

móviles. Y habitar después

y durante. En esas elecciones

consistía todo y todo estaba

por hacer. El amor, al fin,

también sujeto a proyectos

temporales y a mudanza.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

12/12/2014 11:34. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141216135737-warsaw-bn-1bis.jpg

 

Al menos están los museos,

un pelín desfasados en cuanto

a formas, o esas placas

en conmemoración de los caídos

por las más variadas causas,

y las ajadas fotografías,

las luchas y las derrotas

resoplándonos en la nuca.

 

Cuánto se puede matar,

lo mucho que se sigue

ejecutando, la de veces

que los asesinos se fueron

de rositas a sus propios

lechos mortuorios, mientras

las víctimas y los sin nombre

y los números y en los libros

escolares, quién sabe

dónde.

 

La historia de las infamias

encubiertas y de tanta

y sistemática crueldad,

el eterno retorno de la

misma noción de

aniquilamiento,

alargadas sombras

de las luces, cuerpos

mutilados, nuestra

raíz, la política de lo

primario.

 

Y luego están las legiones

regulares y la amnesia

conveniente, celebrar

sin pudor las engañifas

del progreso, repetir

los moldes, desquiciarse,

banalizar, es demasiado pronto,

aunque duela, para pasar

página.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

 

 

 

16/12/2014 13:57. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141217043426-guangzhou-bn-18bis.jpg

 

Con la primera luz atravesando

la piel delgada de los párpados,

la torsión de nuestros cuerpos

buscándose, bajo tierra aún,

lo que la noche no pudo drenar

de sus cuencas, lo que permanece

mezclado y turbio, sin máscaras,

las terminales de pasajeros

ausentes, la coexistencia de los

lugares remotos que nos han

manchado, sus carteles publicitarios

de sol y playa mientras purifica

mi rostro un viento polar,

has puesto el agua a hervir, yo

unto mermelada en ese pan denso

de semillas, la puerta de la nevera,

el grifo, los interruptores,

la configuración del silencio

en el que no sé cómo, con qué

elementos o con qué todo

aplacar el dolor.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

17/12/2014 04:34. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141217155122-guangzhou-bn-1bis.jpg

 

Te has ido. Es diciembre.

Esta noche será más fría,

y las que siguen.

Tampoco es cuestión

de hacer un drama. Estas

cosas ocurren. Son las reglas

del juego. Entras y sales.

Las razones pueden ser

infinitas. Y, para más inri,

neutralizadas a discreción

por la otra parte del cerebro.

A veces me siento un monstruo

al ponerlo negro sobre

blanco. Al anticiparlo. Como

si cavara mi propia tumba.

La voz de la experiencia,

ojalá. Más grave es lo

de otros, los sin nombre.

Qué fácil es ahora, lo sé,

relativizarlo. Cuando ya no

hay nada que restaurar.

Los errores se pagan

caros. Por culpa de esa

mitad del cerebro. Son

las reglas, te quería, pero

ya no hay más palabras

invitadas a la fiesta.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

17/12/2014 15:51. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141222165030-es-20bis.jpg

 

Transcurren las horas del vértigo.

La claridad pestañea en décimas

de instante y acontece una lluvia fina

precursora del pozo.

 

Regresas como una oración. El paladar

da la bienvenida al rojo elemento delegado

en funciones. Auspicio otras luces

en potencia y me nutro del pecho

universal.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

20141219101443-a-warsaw-c-21bis.jpg

 

Dos niñas con una notable diferencia

de altura, un perro asido a la muñeca

de una de ellas y enlazado imaginariamente

a la otra, pasan al trote. Al fondo,

una parcela vacante, tierra húmeda,

no hay vallas cercándola en dos de sus

flancos. En los restantes se erigen grises

medianeras con algún ventanuco

asomando. Sin prisas, no parecen

ajustarse al horario escolar. El cielo

está encapotado. Dudo si elegiría

el color, por sus vestidos y la animación

de los demás transeúntes. Suceden

en la inmediatez, apenas he podido

vislumbrar mi sueño. Rozamos el

grado cero, mis manos están cálidas

dentro de sus guantes. No tengo

tiempo de sacar la cámara. Durante

días y años recuerdo esa imagen

que no pude fotografiar.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

19/12/2014 10:14. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141220134620-d-rozbrat-13bis.jpg

 

La ardua tarea: proporcionar alas

efectivas, cuya cera no caduque

y sistemas de emergencia

que se desplieguen diligentes

para amortiguar la caída

cuando ésta deba suceder.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

20/12/2014 13:46. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141222164724-img-4154bis.jpg

 

El amor me provoca

voracidad.

 

El sexo me da

hambre.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

21/12/2014 10:45. ateopoeta #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

20141221165106-alth.jpg

 

Ando a vueltas con las memorias

de Althusser. Nunca fue santo de mi devoción

pero es un texto que conmueve.

 

Dice que “un comunista nunca está solo”

pero que él, el filósofo, se empeña en construir

su soledad, y desde ella.

 

También que “la filosofía representa la lucha de clases

en la teoría” y que la transformación del mundo

comienza por esos baluartes, no por deshacerse

de ellos.

 

Se nota que era un hombre que pensaba

en la práctica y que se tomaba en serio

la materia, la historia y la dialéctica

aunque le internasen a menudo en hospitales

psiquiátricos y acabase estrangulando

a su mujer.

 

Esa tragedia y sus lúcidas meditaciones me

perturban, incluso con ansiedad.

 

¿Qué papel juegan, qué efectos producen

nuestras palabras en la navegación,

las derivas y las batallas infinitas?

 

El francés enunció otro dardo de carácter

más geológico: sondear los estratos

del pensamiento antes del análisis

minucioso, antes de la extracción

de una perspectiva global.

 

Prudencia, pues, sin caer en los brazos

amorosos de lo contingente.

 

Nada es baladí. No corromper

los anhelos de libertad y democracia,

ni su matriz subjetiva.

 

Ni mucho menos

en períodos post-revolucionarios.

 

Me agrada esta lectura fuera de modas

y, a un tiempo, extenuante, incisiva.

Desenmascarando el riesgo

de escribir.

 

Aunque no hable de todos los temas

que me apasionan y atormentan,

toca hueso

y no se deja encasillar.

 

Es sincero y verosímil, fresco,

turbulento.

 

Y, sobre todo, destruye convenciones

bien arraigadas en los círculos

intelectuales.

 

Con estas ideas,

más piedras en el camino.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

21/12/2014 16:51. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141223040037-a-warsaw-bn-15bis.jpg

 

Se puede decir “cosa”

y no llegar a tocarla nunca.

 

Podemos sentirla con el tacto

o el paladar, olerla, contemplarla,

escuchar su ser o su silencio

y, sin embargo, ser incapaces

de balbucear su nombre.

 

Del mismo modo, sé que estás

lejos y que la invocación

y las promesas son meros

entretenimientos.

 

Mientras que al encontrarnos

y adherirnos es muy probable

que las palabras se entumezcan,

se enreden o se confundan.

 

Otra hipótesis muy apreciada

establece que es en el recorrido

que va desde la idea

hasta el cuerpo, o a la inversa,

donde acontece la virtud

de la comunión.

 

Pero también me consta

la posibilidad de que nos pasemos

de largo.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

23/12/2014 04:00. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141223065235-a-warsaw-bn-32bis.jpg

 

Tanto abuso de los medios,

tanta perversión estratégica

puede acabar

con el sustrato

y la sensibilidad.

 

Que el cinismo no se apodere

de quienes se entregaron

a causas justas.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

 

 

 

 

 

23/12/2014 06:52. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141223125059-c-40bis.jpg

 

Tus ojos luchan contra el infinito mayúsculo,

la alineación de los planetas depende de otra

edad y luz. Cómo aventará sus élitros

la naturaleza ciega si no hay exceso

de manos tendidas. Incardíname. Deja tu

huella sobre este barro de mañana.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

 

23/12/2014 12:50. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141224053922-a-warsaw-bn-10bis.jpg

 

 

Un hombre desnudo, bailarín, con la piel tostada

y una suave musculatura, posa en el medio

del salón. Medita. Bandadas de pájaros negros

surcan la viscosidad de sus ideas y un mar apacible

al que huye los días de asueto. Dieciséis pares

de ojos observan esa superficie y eluden cualquier

gesto de sexualidad. Carboncillos, acuarelas, tintas

y trazos en el aire. Apenas unos mensajes lacónicos

en los labios del instructor. El modelo se esculpe

a sí mismo. Nadie mira a nadie pues hay que arañar

en la oscuridad propia. Todos se miran mutuamente

pues la soledad de lo nuevo es un huracán que agita

las amapolas de lo absurdo. A mi inquisición

responden: es una atmósfera. Un velo. Rituales.

Llega la hora del fin del contrato. Envainan sus

pinceles. Tiempo de humo y de alcohol y de

satisfacer los instintos del estómago. La espuma

de los violines en la orquesta determina que el

centro de atención se vista con sus ropas y

que el resto del grupo se descubra.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

 

24/12/2014 05:39. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

20141224085030-guangzhou-c-12bis.jpg

 

Con 20 años leía apasionado, con fruición y desasosiego, los enigmas que Varela y Maturana desgranaban en su biología del conocimiento. Era como excavar en un pozo sin fondo, hasta el magma abrasador, hasta el núcleo de nuestro existir.

 

Hoy, más de 20 años después, Maturana sigue tocando las raíces con sus manos sabias, sin privarlas del sustento, del humus y las fuentes que nos dotan de un mimetismo esencial.

 

“El acto de la reflexión -la ciencia, por ejemplo- requiere amar. Requiere este acto de moverse en las circunstancias, sin prejuicios, expectativas o exigencias. El otro tiene presencia cuando se legitima su presencia, no se tiene que disculpar por ser. Si yo no respeto, nunca lo voy a comprender.”

 

Afinidades electivas. Conjunción del mundo. No desarraigar mis emociones de la luminosidad.

 

 

Fotografía: Miguel A. Martínez

 

24/12/2014 08:50. ateopoeta #. mis poemas y otros textos (provisionales) No hay comentarios. Comentar.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris